Y en fecha tan cercana como el natalicio del nuestro Héroe Nacional, los pioneros muestran que llevan sus doctrinas en el corazón.

En la mañana de este viernes, y a través de canciones, poesías y representaciones teatrales, estudiantes de la escuela primaria Complejo Roberto Poland-Eduardo Saborit, del Consejo Armada, en el municipio Cerro, homenajearon al Apóstol.

Fue una jornada propicia para recordar las enseñanzas que el Maestro dejó para quienes saben querer en el libro La Edad de Oro. Al patio de la escuela llegó Pilar, Bebé y Raúl, El Señor Don Pomposo, La Mora de Trípoli y Piedad.

La mañana también fue oportuna para que pioneros y pioneras, destacados por sus resultados estudiantiles, recibieran la Distinción 28 de enero.

En el centro, no solo se recuerda a Martí en las fechas señaladas, pues según comenta la directora, Susana Maden Fraga, los últimos martes de cada mes, se activa la Cátedra Martiana, que tiene como función transmitir las enseñanzas de las obras del Apóstol, recopiladas en el Cuaderno Martiano I.

Asimismo, explicó que desde preescolar hasta sexto grado, cada tema se trabaja de diferentes maneras durante toda la semana hasta llegar a la parte creativa con dibujos, narraciones o representaciones artísticas.

“Es preciso que en la enseñanza primaria se hable de José Martí por todo lo que hizo, por su obra y por su legado, y no solo hoy porque estamos en la jornada martiana, sino durante todo el curso. Con los niños hay que hablar de Martí, de Fidel, Camilo, el Che, de todos, porque como maestros ese en nuestro trabajo, nosotros somos los encargados de llevar la historia a nuestros niños, dijo la directora.

Un homenaje para un amigo de mano franca, un amigo que enseñó el cultivo de rosas blancas y mostró la grandeza de la Patria.

No hay comentarios