Desde la arrancada en la fecha inicial y durante cinco etapas las carreteras espirituanas acogieron la Vuelta a la provincia, la cuál ya cumplió siete ediciones.

 

Al igual que en los otros giros, ahora la última fecha reservó un circuito de 60 kilómetros en las calles del municipio cabecera. De esa forma los pedalistas presentes cubrieron el trayecto de 500 kilómetros, que incluyó el ascenso a Topes de Collante.

 

Entre los 116 participantes, el líder de la clasificación individual resultó el habanero Alejandro Carriles, con tiempo de 12 horas, 12 minutos y 56 segundos.

 

A 2:09 minutos terminó Frank Sosa de Cienfuegos; mientras que el tercero fue el santiaguero Javier Revilla a 2:13.

 

El espirituano mejor ubicado resultó Alexei Martínez, sexto a 3:23 del campeón.

 

El liderazgo en la general por puntos quedó en poder del avileño  Alien García con 28, y en la Montaña dominó Maikel Mengana de Guantánamo.

 

Entre las mujeres Arlenis Sierra  sobresalió, al concluir primera en su sexo y en el puesto 17 entre todas las figuras que animaron el certamen, el cual  sirvió de medidor para el campeonato nacional de ruta que se inicia el 14 de febrero.

 

En la Vuelta a Sancti Spíritus un elemento distintivo fue la rivalidad; así como el nivel cualitativo, el cuál ha crecido desde que el certamen surgió.

 

En el 2018 hubo récord de participantes, con equipos de  todas las provincias, con la excepción de Mayabeque y el municipio especial Isla de la Juventud.

No hay comentarios