Instrucciones precisas en pos de minimizar los errores. A días del comienzo de la temporada de primera división, esa es la premisa esencial que intenta hacer cumplir el director técnico Yunielis “Papo” Castillo a sus discípulos espirituanos en las jornadas de entrenamiento.

 

“Lo que se hace bien aquí, será más fácil hacerlo a la hora de la verdad” señala el joven entrenador.

 

“La preparación ha sido buena en sentido general y de salud andamos bien; solo ligeras molestias en algunos jugadores; pero estamos en condiciones de afrontar la competencia con motivación y convicción”

 

La Liga Cubana comenzará el 19 de febrero con un formato similar al del 2017. Ahora los yayaberos jugarán en el grupo A junto al campeón Santiago de Cuba, Las Tunas y La Habana, uno de los que hizo los deberes en el torneo de ascenso. Para enfrentar a esos rivales los futbolistas de Sancti Spíritus apuestan por el trabajo colectivo.

 

“Aunque el equipo se renovó en casi el cincuenta por ciento, la base de los regulares se mantiene y eso nos da estabilidad en todas las líneas de juego. Hay que jugar al máximo nivel porque Santiago estará en su patio y es el campeón, Las Tunas fue uno de los que llegó el año pasado a la hexagonal final y La Habana posee jugadores de sobrada experiencia” agregó el otrora delantero de la selección nacional.

 

 

En el certamen pasado Sancti Spíritus ocupó la séptima posición con 15 unidades y balance de cuatro victorias, tres empates y cinco fracasos, con diez goles anotados y trece recibidos.

 

Más allá de números, el objetivo principal en el venidero torneo será mantener la permanencia en la división elite.

 

“Somos objetivos y lo primero es tratar de no descender. Es juego a juego que se logra esa meta y juego a juego podemos hasta pensar en ocupar uno de los dos primeros lugares del grupo para avanzar a la hexagonal”

 

Para jugar La Liga Cubana Sancti Spíritus se reforzó con los matanceros Yusniel González, Chaldrian Martel y Yoandri Gastón.

 

En la primera fecha del torneo los espirituanos se medirán a los tuneros.

No hay comentarios