Con veredicto unánime inició la VIII Serie Mundial de Boxeo el espirituano Yosbani Veitía, representante de los Domadores de Cuba en los 52 kilos.

 

El medallista de oro en el Mundial de Hamburgo-17 se impuso con facilidad sobre Khudaynazor Fayzov, figura que defendió a los Tigres de Uzbekistán en cartelera celebrada en el Coliseo de la Ciudad Deportiva de la Habana.

 

La victoria del cubano fue visto por los jueces actuantes por (50-44, 49-46, 50-45), lo cuál evidencia que sobre el ring hubo un solo hombre.

 

El resultado era de esperar, dado el currículo del antillano y la juventud del visitante, quién llegó con el aval de ser el campeón de su país, aunque no estuvo ni en los Juegos Olímpicos del 2016, ni tampoco en los principales eventos del 2017.

 

Para el ídolo del municipio de Fomento, el triunfo significó el 24 en Series Mundiales, en las que apenas ha sufrido tres reveses.

 

Por decisión de 3-0 también sonrieron en el programa Lázaro Álvarez ante Shunkor Abdurazulov en 60 kilogramos, Roniel Iglesias a costa de Makhmud Gaipov en 69 kg y Julio César la Cruz (81 kg) frente Madiyar Saydrakhimov.

 

El otro pleito finalizó 2-1 a favor de José Ángel Larduet  (+ 91 kg) en detrimento de Bakhodir Jalolov.

 

No hay comentarios