Un software ideado por Google es capaz de predecir si tu presión sanguínea está demasiado alta o incluso si podrías sufrir un ataque cardiaco en un futuro cercano, entre otras afecciones, con solo examinar tus ojos. Es más, sus responsables aseguran en un reciente comunicado que esta tecnología, que emplea algoritmos de inteligencia artificial, podría favorecer el desarrollo de nuevas técnicas de diagnóstico médico a partir del análisis de imágenes de la retina.

En un estudio publicado en la revista Nature Biomedical Engineering, un equipo de científicos computacionales de la división de investigaciones de Google y de Verily, una de sus compañías filiales, dedicada al estudio de las ciencias de la vida, explica que esta herramienta informática fue capaz de advertir varios factores de riesgo cardiovascular que, hasta la fecha, no se creía que era posible cuantificar en este tipo de instantáneas, como la edad del sujeto –con un error de apenas tres años–, su sexo, si fumaba o no –lo que determinó con éxito un 71% de las veces–, su presión sanguínea y la posibilidad de que fuese a sufrir algún problema cardiaco serio en los próximos cinco años, con una eficacia del 70%.

Casi tan bueno como un médico

Los autores del ensayo señalan que este porcentaje es solo un poco menor que el que se alcanza con algunos de los métodos que se emplean en la actualidad para predecir el riesgo cardiovascular, como el SCORE, que, además de un examen de los hábitos del paciente, precisa un análisis de sangre. No obstante, que un programa lleve a cabo esta asociación es una tarea especialmente compleja debido a la gran variedad de patrones, colores y formas que debe tener en cuenta. Para ello, emplearon un modelo de aprendizaje automático que, para entrenarse, examinó los datos de 284.335 pacientes y estudió ciertas características anatómicas, como el disco óptico –una estructura situada en el centro de la retina– o los vasos sanguíneos.

En el futuro, esta técnica podría aprovecharse para desarrollar aplicaciones que permitan a los médicos detectar con antelación y de forma no invasiva la aparición de posibles dolencias cardiacas. En España, por ejemplo, estas causan tres de cada diez fallecimientos, lo que las convierte en la primera causa de muerte. No obstante, los expertos advierten que antes de que esta novedosa tecnología pueda ser introducida, debe ser puesta a prueba exhaustivamente por otros equipos.

La salud es una de las áreas que la inteligencia artificial podría revolucionar en los próximos años. Así, algunos sistemas de identificación que ya la utilizan son capaces de detectar la presencia de masas tumorales en imágenes médicas con mayor eficacia que los humanos. En 2017, Google anunció que su inteligencia artificial podía diagnosticar el cáncer más rápido que un patólogo y con mayor fiabilidad: su algoritmo atina en un 89% de las ocasiones frente al 73% de los especialistas.

Referencia: Prediction of cardiovascular risk factors from retinal fundus photographs via deep learning. Ryan Poplin et al. Nature Biomedical Engineering (2018). DOI:10.1038/s41551-018-0195-0

No hay comentarios