El viernes a partir de las 4 de la tarde Sancti Spíritus buscará en la sala Yara una victoria ante Guantánamo que le permita incluirse por vez primera en la final de la Liga Superior de Baloncesto para damas.

Las espirituanas regresarán a casa tras imponerse en la polivalente Rafael Castiello a la representación de la más oriental de las provincias cubanas en los dos primeros juegos de la semifinal 77×60 y 55×54.

 

En la tierra del guaso, las dirigidas por Alexander Álvarez ganaron el choque de apertura con solvencia, a partir del tributo de Yamara Amargo, que anotó 24 puntos, y de Marlene Cepeda (15), dueña además de ocho rebotes. Igual trabajo bajo las tablas tuvo Eilen Gilbert, a pesar de que apenas consiguió par de unidades; mientras que Yoana Fernández aportó 14 tantos y tres asistencias.

 

En ese partido lo más llamativo en el desempeño colectivo de las ganadoras resultó la puntería desde la larga distancia, al convertir siete de los nueve intentos para una galáctica efectividad del 78 por ciento.

 

La segunda presentación parecía que tendría ribetes similares, luego de una mitad favorable 26×13. El tercer cuarto transitó por igual senda y a falta de los diez minutos finales la ventaja era de 15 unidades; sin embargo las actuales campeonas sacaron la casta y sumaron 27 cartones en el tramo final que las puso delante a doce segundos del pitazo final. En ese momento Cepeda tomó el balón y avanzó hasta ejecutar el lanzamiento que a la postre dio empate y ventaja cuando restaban tres segundos.

 

Individualmente la también pívot de la selección lideró la ofensiva (15) y el trabajo bajo las tablas (8); mientras que Amargo volvió a ser certera (15).

 

A diferencia del primer partido, en el más reciente las yayaberas tiraron de 13-1 más allá del perímetro.

 

Con la serie 2-0 parece cuestión de tiempo que Sancti Spíritus termine de hacer los deberes en uno de los tres partidos previstos para la Yara.

 

La otra semifinal es disputada por La Habana y Pinar del Río.

No hay comentarios