Orientales despertó de su gran letargo ofensivo y venció con comodidad a los Diablos Rojos de México en el último duelo del tope celebrado en el estadio Latinoamericano.

El equipo cubano marcó una carrera en la misma primera entrada tras inatrapable de Roel Santos y doblete de Osvaldo Vázquez. Los mexicanos ripostaron rápidamente en el mismo capítulo inicial.

El abridor cubano Alain Sánchez apenas pudo sacar par de outs y le conectaron cinco hits consecutivos. Permitió tres carreras y no pudo sostenerse en el box.

Orientales volvió a la carga en la segunda entrada y con tres indiscutibles consecutivos ante el abridor Octavio Costa lograron emparejar el choque.

Los bateadores cubanos, que habían producido muy poco en todo el tope, se soltaron a batear hasta que hicieron un racimo de seis carreras en las dos siguientes entradas.

La tanda baja de la ofensiva cubana (entre el séptimo y el noveno turno) compilaron de 10-6 con tres carreras anotadas y cinco impulsadas con Jorge Yhonson de 4-3 como el mejor bateador del encuentro.

Yariel Rodríguez tuvo otra excelente faena. El camagüeyano lanzó un relevo largo en el que no permitió carreras. Indiscutiblemente fue el mejor lanzador de Cuba en el tope.

El agramontino lanzó la clarinada y si tiene una buena actuación en la triangular preparatoria sería una opción bien interesante para Carlos Martí. El gallero de San Serapio es una de las joyas jóvenes del pitcheo cubano.

La selección de Pablo Civil consiguió ganar los tres juegos en el estadio Latinoamericano y terminó con balance de tres victorias, dos empates y una derrota. Orientales mejoró con el transcurso de los juegos, y se recompuso tras un inicio discreto.

El tope Cuba-México «Unidos por la pasión» fue una excelente oportunidad de preparación para nuestros peloteros rumbo a los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

No hay comentarios