Venezuela organiza hoy acciones para la preparación de los ciudadanos ante un tsunami durante el simulacro Caribe Wave 2018 que se desarrolla por séptima ocasión a nivel regional.

Los pobladores y las autoridades de al menos 14 estados del país, en su mayoría costeros, probarán su capacidad de respuesta ante un supuesto peligro de tsunami que provocaría un sismo histórico de magnitud ocho, seis en la escala Ritcher en la Isla de Barbados, destacó la prensa nacional.

Con ese ejercicio, los venezolanos evaluarán los planes para enfrentar este tipo de evento natural y aumentar la preparación y formación con nuevas estrategias.

Autoridades de la Fundación Venezolana de Actividades Sismológicas (Funvisis), así como de la Dirección Nacional y de las dependencias estatales y municipales de Protección Civil y Administración de Desastres, revisarán la preparación de los organismos estatales, las escuelas y las comunidades en su labor de proteger a la población ante un evento de esa naturaleza.

El principal promotor del Caribe Wave es la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), con el objetivo de mantener capacitados a los pueblos ante un eventual fenómeno natural característico de un tsunami.

Recientemente, el gobierno bolivariano compartió experiencias con otros países sobre esa materia en el seminario internacional Políticas en Seguridad Ciudadana, Gestión de Riesgo, Cambio Climático y Amenaza Sísmica en Venezuela.

No hay comentarios