Convencido de que los mejores consejos y el mejor café los encuentra en casa de su amigo Candido, Eremi no anuncia visita porque sabe que será bien recibido. Una hermandad forjada por estos linieros eléctricos en Dominica,donde cumplieron misión luego del paso del Huracán María.

Hoy son amigos que se visitan a diario y donde las anécdotas ocurridas en Dominica no pueden faltar.

Meses de duro trabajo y el único objetivo de electrificar a un país totalmente desbastado por el paso del potente meteoro. En Cuba la añoranza por la familia. Y la comprensión de Nieve María de que su papa no estaría en su fiesta de 15 porque era un hombre internacionalista que la llenaba de orgullo.

Nos cuenta Eremi jocosamente a este equipo de prensa que el casi pierde la novia, pero como era buena también lo comprendió.Espirituanos sencillos que llevan el mérito de haber llevado luz a tierras hermanas.

No hay comentarios