El ex Beatle Paul McCartney fue una de las tantas caras reconocidas de entre las personalidades del espectáculo que apoyan y toman parte de la movilización en todo Estados Unidos contra las armas.

El músico participó de la marcha realizada en Nueva York.

“Uno de mis mejores amigos murió por un arma de fuego aquí cerca, para mí es importan”, dijo McCartney, recordando a John Lennon, quien fue asesinado en Nueva York el 8 de diciembre de 1980.

Ese día el artista británico, afincado en Estados Unidos, llegaba en compañía de su esposa Yoko Ono, a eso de las cinco de la madrugada a su residencia en el lujoso edificio Dakota, de la calle 72 de Manhattan, cuando un joven, Mark David Chapman, llamó su atención con un “¡Oye, John!”.

Al mirarle recibió a quemarropa varios impactos de bala con una pistola calibre 38. Los esfuerzos de la policía y los médicos del Hospital Roosvelt para reanimarle fueron inútiles.

Además de McCartney, otras personalidades respaldaron la “Marcha por nuestras vidas”, entre ellas Miley Cyrus, Demi Lovato y Ariana Grande, además del actor George Clooney y su esposa Amal, la actriz Julianne Moore y el presentador televisivo Jimmy Fallon.

No hay comentarios