Cuba tiene la educación como una prioridad y ello incluye fomentar el uso de las nuevas tecnologías para contribuir al proceso de enseñanza y aprendizaje, resaltó este 29 de marzo en la Unesco el representante del ministerio de Educación, Fernando Ortega.

Al intervenir en un panel de la Semana del Aprendizaje Móvil, el director de Tecnología Educativa enfatizó las coincidencias entre Cuba y la Unesco en lo referido a la importancia de la educación para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En este sentido, recordó que esa organización de Naciones Unidas pide a las naciones dedicar a este sector alrededor del seis por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y del 15 al 20 por ciento del gasto público.

En el caso de Cuba, a la educación se destina el 13 por ciento del PIB y el 23 por ciento del gasto público, precisó.

El especialista resaltó que como parte de la voluntad de garantizar una educación de calidad para todos, el país presta especial atención al uso de la tecnología con diversos proyectos y acciones entre los que se encuentran los Joven Club de Computación.

Se trata de una red de centros esparcidos por todo el territorio nacional, incluidos los lugares más alejados, para facilitar el acceso de los niños, los adolescentes y toda la familia a las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Este proyecto fue concebido e impulsado hace varios años por el líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, rememoró Ortega.

El representante de la isla también se refirió a la creación de la Universidad de Ciencias Informáticas, encargada de formar profesionales del sector para satisfacer las necesidades del país, así como para exportar productos y servicios.

Por otro lado, Ortega se refirió a iniciativas como el portal web Cubaeduca, que ofrece una amplia gama de contenidos dirigidos a reforzar el proceso docente-educativo.

También mencionó la empresa Cinesoft, especializada en crear productos informáticos y audiovisuales para apoyar la educación, con una alta calidad y siguiendo los códigos más actuales.

Asimismo, detalló que más de 90 mil televisores instalados en las escuelas del país aseguran la recepción de los dos canales educativos producidos en la isla, centrados en trasmitir materiales útiles para los niños y las familias.

Ortega enfatizó que todas estas acciones forman parte de la política de informatización implementada por las autoridades, a pesar las serias dificultades causadas por el bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos contra Cuba.

Aunque ese cerco provoca serias afectaciones, por ejemplo, para comprar equipamiento informático más moderno, el país aplica variantes como las aulas inteligentes de producción nacional, puestas a disposición de la formación de maestros con el fin de potenciar su preparación.

En el ámbito internacional, el especialista afirmó que para conseguir en el mundo los ODS relacionados con la educación, resulta imprescindible aunar esfuerzos, promover la colaboración y la solidaridad para que nadie quede atrás.

En ese empeño, la Unesco y la comunidad internacional pueden contar con Cuba, aseveró.

No hay comentarios