Como parte de la política trazada por el país para aumentar la venta de materiales de la construcción, la Cadena de Tiendas CARIBE potencia la línea de Ferretería en su entidad. Al decir de los directivos, la iniciativa no solo busca cumplimentar la comercialización de artículos para la construcción tan demandados por la población, sino que aspira a crear de manera escalonada comercios con productos de diferentes precios de cara al cliente.

“Con este propósito, se organizaron desde hace algunos años lo que llamamos facilidades temporales; centros que crecieron tras el paso del huracán Irma por el país. Actualmente contamos con 53 puntos de venta con un módulo de artículos básico que incluyen cemento, cerámicas para pavimentos y revestimientos, juegos sanitarios, bloques de vidrio, fregaderos, grifería y tuberías así como materiales eléctricos y luminarias”, detalló Amilkar Odelín Ante, director de Mercadotecnia.

Según detalló a Cubadebate, la estabilidad del cemento P-350 depende de la producción nacional, entre tanto el blanco y el cemento cola son importados como consecuencia de las afectaciones de la fábrica de Sancti Spíritus. “Ofertamos también puertas y pinturas. En este último caso, hay un déficit generalizado por el incumplimiento productivo de la Empresa Nacional de Pintura Vitral”, precisó.

Amilkar Odelín Ante, director de Mercadotecnia. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

En el caso de La Habana, existen tiendas integrales que ofrecen materiales con mayor estándar de calidad para usos profesionales. Las ubicadas en Infanta y Benjumeda “Corona” o “Viglacera” cita en el Centro Comercial Náutico y 5ta y 42 son ejemplo de ello.

“Estas son unidades especializadas para determinados sectores. No obstante, se fomentan con el mismo interés las ferreterías básicas que se concentran en lo fundamental en las cabeceras municipales y en la capital”, agregó.

Mantener la estabilidad de estos productos resulta más que necesario en pos de brindar un servicio de calidad a la población, lo que evitará malestares innecesarios ante la falta de surtidos. Igualmente se impone tener precios diferenciados atendiendo a los disímiles niveles adquisitivos que existen.

“Tenemos un aseguramiento de cerámica y juegos sanitarios suficiente. El programa de contratación se ejecutó correctamente y no debe haber dificultades. En el caso de las facilidades temporales los precios son más asequibles a la población, ya que en estos concurren también las personas subsidiadas o que adquirieron un crédito bancario”.

Para la compra de insumos mediante créditos o subsidios se debe presentar la copia del contrato con el monto aprobado por el banco y la tienda escogida. “Más adelante, la unidad comercial le entregará la certificación de reservación de los bienes demandados, separándolos por cinco días hábiles. Una vez recibido el cheque de gerencia emitido por el banco, se podrá realizar la adquisición”, explica Bella Aura Milanés, jefa del grupo de ventas de la cadena.

Esto sólo se aplica para la obtención de cemento, cerámica, mata junta, pintura, grifería, fregaderos, juegos sanitarios y puertas.

Amílkar Odelín Ante  adelantó que para este año se prevé además la apertura de dos nuevos centros especializados: La casa de la pintura en La Habana Vieja y la Casa del Electricista en Centro Habana.

Griferías son de alta demanda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Existen diversos tipos de juegos sanitarios en esta tienda. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Las duchas. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La cerámica para pavimento y revestimientos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

La cerámica para pavimento y revestimientos. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Ferrteria Subirana en Centro Habana. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Los precios dependen del formato y la calidad. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

También hay productos para el público más exigente. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

Agunos de los productos en exhibición. Foto: Ismael Francisco/ Cubadebate.

No hay comentarios