A falta de una fecha para el final de la etapa regular, Sancti Spíritus sigue aferrado al segundo lugar del grupo 1 de la Liga Cubana de Fútbol, que en la segunda vuelta ha desarrollado las acciones en tierras espirituanas.

 

Los de casa tienen 13 unidades, tras empatar a cero con Las Tunas en la penúltima jornada, en la cuál La Habana dio la sorpresa y derrotó 2×1 al actual campeón Santiago de Cuba, que andaba invicto en 39 partidos.

 

Esos resultados dejaron al rojo vivo la clasificación del apartado, pues los espirituanos sacan apenas una unidad de ventaja sobre los tuneros y tres con respecto a los habaneros.

 

Esos equipos tienen opciones de acompañar a los santiagueros (26) a la liguilla final.

 

Para el jueves, en el cierre de la ronda clasificatoria, el calendario reserva los encuentros La Habana-Las Tunas en horas de la mañana y por la tarde Sancti Spíritus-Santiago.

 

Para los anfitriones la combinación perfecta sería ganar. De no ser así entonces esperar un fracaso tunero, quienes enfrentarán a unos capitalinos necesitados del triunfo a toda costa para evitar el descenso.

 

Tan enmarañado está el grupo que una sonrisa habanera y una derrota yayabera daría el boleto a los de la principal urbe.

 

Para los del balcón del oriente cubano la fórmula salvadora sería derrotar a sus rivales y esperar por un fracaso espirituano.

 

Lo único que si está claro es que Sancti Spíritus mantendrá la permanencia en la primera división, objetivo inicial del colectivo técnico, aunque a estas alturas soñar con incluirse entre los seis mejores del país parece asequible, aunque no fácil.

 

A favor de los pupilos de Yunielis Castillo está jugar en una cancha que conocen bien y en la que marchan invictos en esta segunda vuelta, tras sacar una victoria y un empate en seis salidas en la primera fase, acontecida en la santiaguera cancha Antonio Maceo.

 

 

No hay comentarios