Activistas palestinos llamaron a una quema de cauchos en la frontera con Israel para dificultar la visibilidad del Ejército israelí que arremete contra los manifestantes con bombas lacrimógenas y balas.

Cerca de 50.000 manifestantes palestinos continuaron este viernes las protestas en la frontera de Israel con Gaza, cerca del área israelí de Nahal Oz, tres manifestantes resultaron heridos.

Dos palestinos fueron heridos al este del campo de refugiados de Yabaliya y el tercero al este de Gaza.

Con la etiqueta #viernes-del-caucho varios activistas invitaron a los palestinos a salir en este segundo viernes de la Marcha por el Retorno, los manifestantes quemaron cauchos para dificultar la visibilidad del Ejército de Israel y así proteger a los participantes de la manifestación pacífica con el fin de evitar más muertes y heridos.

Los palestinos se movilizaron desde la madrugada hacia las carpas instaladas en la frontera con motivo de la Marcha por el Retorno en el este de la Franja de Gaza.

Los manifestantes se preparan para asistir este viernes a diferentes marchas en Cisjordania que coincidirán con las manifestaciones en la cerca de separación con Gaza.

El Ejército de Israel dispara gases lacrimógenos a los manifestantes, las fuerzas militares tienen la orden de disparar a cualquier palestino que esté a 100 metros de la valla de Gaza.

Los activistas palestinos pidieron a los manifestantes no responder con violencia las embestidas de las fuerzas armadas israelíes para combatir la propaganda de Israel contra las manifestaciones a las cuales tilda de violentas.

No hay comentarios