Este año, gracias al muy favorable llenado de los embalses, en la provincia se encuentran garantizada la entrega de casi 831 millones de metros cúbicos de agua, cifra que cubre la demanda de todos los clientes que la solicitaron, amén de las pérdidas y el gasto ecológico previstos.

“En el 2018 vamos a atender el ciento por ciento de la demanda y nos quedan reservas, incluso por poco que llueva este recurso también se encuentra casi garantizado para el 2019”, aseguró a Escambray Jorge Raúl Delgado, director general de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico.

Unos 620 millones de metros cúbicos recibirán los usuarios, con las cifras más representativas para la Agricultura, donde solo la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro demanda más de la mitad de las entregas totales; Acueducto; Acuicultura; y la empresa azucarera Azcuba, entre otros sectores.

La entidad reguladora del agua ha previsto además unos 116 millones de metros cúbicos para el llamado gasto sanitario o ecológico, el líquido que se deja salir hacia el cauce de los ríos represados para mantener allí la biodiversidad; y otros 95 millones de pérdidas durante la conducción por los canales, debido a la evaporación, infiltración, salideros y deficientes manipulaciones, entre otras causas incluidas dentro de las previsiones internacionales al respecto, que calculan un rango del 20 por ciento en mermas de esta naturaleza.

Durante los últimos años en el territorio se han tomado diversas medidas para contribuir al uso más racional del agua: mantenimiento y reparación de los canales, control estricto de las entregas, desarrollo de un programa de metraje que este año incluye la instalación de un centenar de equipos medidores, exigencia de indicadores de productividad que se correspondan con los consumos del líquido, entre otras.

“El agua constituye un recurso del Estado. Nosotros regulamos la que se almacena en los nueve embalses principales de la provincia, pero también trabajamos con la subterránea perteneciente a una persona o entidad, se la controlamos y la cobramos. A cada fuente se le hace un balance para saber las existencias, con vistas a su distribución, a partir de las necesidades y prioridades definidas en la Ley de las aguas terrestres”, detalló Francisco Hernández Lorenzo, director técnico de esa entidad.

En estos momentos, los embalses de la provincia almacenan más de 1 057 millones y medio de metros cúbicos de agua, cifra que representa casi el 90 por ciento de su capacidad, llenado muy favorable en comparación con períodos precedentes y poco usual para esta época del año, cuando atravesamos los finales del período seco.

En el territorio existen cerca de 550 clientes del recurso agua, quienes deben ya deben formular las solicitudes para el 2019, pues las demandas se captan hasta el 30 de abril y quien no las realice puede quedar fuera de las planificaciones nacionales al respecto.

No hay comentarios