Los exámenes de ingreso al Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas Federico Engels, iniciaron este lunes -como en el resto del país- con modificaciones en cuanto a las asignaturas a examinar.

Para sorpresa de muchos, se mantuvo eliminada la prueba de Español, entre las obligatorias, que ahora son solo dos: Matemática e Historia.

Según orientación ministerial, en su lugar los estudiantes deberán elegir para el tercer examen entre las asignaturas de Física, Química o Biología.

Como es de suponer, la incertidumbre confunde a docentes, familiares y a todos aquellos que no estamos ajenos a los errores garrafales, que continuamente atentan contra nuestra Lengua Materna.

Esa que nos es preciso proteger y que durante años, tanto en las aulas como en el hogar, ingeniamos estrategias para su correcto uso.

Si por casualidad alguien tiene dudas o piensa que exageramos en este comentario, solo lo invitamos a que dé un simple clic en las páginas sociales que integra la red de redes, donde los errores de redacción y ortografía nos dejan perplejos.

Ante esta realidad, somos del criterio que los más de 600 estudiantes de nuestra provincia que optan por el ingreso al IPVCE, perderán una excelente oportunidad de mostrar su talento integral.

Lo afirmamos porque los requisitos hoy se limitan a que los alumnos interesados tengan como mínimo un índice general de 88 puntos; y como promedio, entre octavo y noveno grados, 90 o más, en Matemática y en la asignatura opcional que van a examinar.

¿Y la necesaria ortografía, y las elementales normas de redacción, dónde quedan?

No es posible que directivos de educación sustenten las modificaciones adoptadas desde el curso anterior en estos exámenes de ingreso, afirmando que los aspectos de construcción textual, redacción, ortografía y demás componentes del idioma español se tendrán en cuenta en la revisión de las otras materias.

Para “potenciar el estudio de las ciencias y sacar máximo provecho a la inclinación profesional de los estudiantes” -que es para el Ministerio de Educación objetivo clave- no era preciso eliminar el examen de Español.

Somos del criterio que no puede formarse un buen doctor, un eminente científico, un excelente químico, físico o matemático, si no domina a la perfección su dialecto.

Por suerte, hasta ahora, tan indispensable materia continúa entre los contenidos a evaluar en los exámenes de ingreso a la Educación Superior. Esperamos, por el bien de nuestros futuros profesionales, que prevalezca.

(Tomado de Radio Guamá)

No hay comentarios