A simple vista esta casona de arquitectura moderna, ubicada en la céntrica avenida Camilo Cienfuegos de Cabaiguán, no se diferencia de las viviendas cercanas. Al entrar la sala y saleta se encuentra dispuesta con un juego de sillones, televisor y muebles confortables aunque con vestigios de que hay niños en el lugar.

Los dormitorios se distribuyen según el sexo de los infantes. En el de las niñas, por ejemplo,cada muñeca y ropa en su sitio. Las camas y cuna engalanadas con peluches que dan un ambiente tierno e infantil.

¿Cómo pensar en desamparo o desarraigo?

Esa es la particularidad de esta casa, devenida Hogar de niños sin Amparo Familiar. He ahí lo singular de esta tropa que suma 16 mujeres en función de 5 pequeños. Ya son más de Cincuenta infantes los que han encontrado cobija y estabilidad hogareña en el transcurso de 23 años.

Aunque no sintieron en sus vientres las volteretas fisiológicas o esperaron ansiosas que el sexo se dejara asomar por algún que otro ultrasonido sí velan por la salud, buen estado emocional y el cumplimiento de los deberes escolares de los pequeños

La pequeñita Yemaily, de apenas 15 meses de edad, se encontraba con su familia sustituta, y Carlos Manuel asistía a la escuela de Educación Especial  “” donde lo preparan para enfrentar la vida y la cotidianidad.

Sus hermanos como ellos mismos se denominan, María Carla, José Carlos y Kedey, accedieron gustosos ha mostrar los libros y juegos didácticos que la Dirección Provincial y Municipal de Educación en Cabaiguán ha puesto a disposición de ellos.

Según   Misleidys García Méndez, Directora del hogar,   también cuentan con el apoyo de CCS del territorio para cubrir las necesidades alimentarias, fundamentalmente, de los pequeños. Anualmente a cada uno de ellos se asigna un presupuesto destinado a comprar ropa y zapato en la tienda mayorista de CIMEX de la provincia.

Se puede calificar, entonces, a ese núcleo familiar como privilegiado en la cantidad de hermanos. Se percibe un ambiente sano  por esos predios. Ya tomó otros matices lo que un día fue solo sombra para ellos.Como diría Misleidys, legitimada como mamota entre sus pequeños“nuestro propósito es el de cualquier familia de bien: forjar mujeres y hombres útiles a la sociedad”

 

No hay comentarios