La mayoría de los irlandeses se muestran a favor de la revisión constitucional para permitir el derecho al aborto hasta las 12 semanas de embarazo. El sondeo divulgado por The Irish Times informó que el 47 por ciento de los ciudadanos votarán a favor de la revisión constitucional, mientras un 28 por ciento se niega al cambio.

Mientras, el resto de las personas entrevistadas se mostró indecisa, por lo cual aún es difícil realizar un análisis concluyente sobre el tema, según precisó un editorial del periódico.

El estudio también resalta que la población joven, las mujeres y los residentes de zonas urbanas son más propensos a respaldar la derogación de la enmienda.

Los irlandeses deberán votar el 25 de mayo sobre la aplicación de nuevas modificaciones a la legislación del país para autorizar la interrupción voluntaria del embarazo.

La Octava Enmienda de la Constitución, aprobada en 1983, equipara el derecho a la vida del embrión y el feto con el de la madre, por lo que prohíbe la intervención quirúrgica.

Especialistas señalan que la legislación irlandesa sobre el aborto es una de las más restrictivas de Europa.

La primera encuesta a nivel nacional sobre el tema, divulgada en enero por The Irish Times, demostró que el 56 por ciento de los ciudadanos aceptaba interrumpir la gestación, y solo el 29 por ciento estaba en contra.

Entre sus resultados, la investigación precisó que los mayores partidarios de esta medida eran los jóvenes, especialmente entre 18 y 24 años, residentes en las ciudades.

Asimismo, la pesquisa reveló que una de cada cinco personas se mostraba más predispuesta a aceptar el derecho al aborto que hace un año, quizás por la influencia de los medios de comunicación.

Recientemente, el viceprimer ministro de Irlanda, Simon Coveney, reconoció la necesidad de una legislación para evitar que más nacionales aborten en su casa con medicamentos comprados a través de Internet, o en otros países, sin la consulta de una opinión especializada.

A finales de 2017, el Ministerio de Sanidad británico informó que casi cuatro mil personas viajaron fuera de Irlanda con el único objetivo de abortar.

(Con información de Prensa Latina)

No hay comentarios