La Campaña de Declaración Jurada y Pago de Tributos iniciada en enero concluye este 30 de abril. Sobre la importancia de declarar los ingresos percibidos durante el pasado año fiscal indagó un equipo de Centrovisión. La especialista de comunicación en la Oficina de Atención Tributaria (ONAT) en la provincia, Lianet Ruíz Mena, ofreció las estadísticas del proceso.

“De más de 8000 contribuyentes obligados a presentar Declaración Jurada en este año, lo han realizado más de 6400, lo que representa un 74 por ciento. Aunque constituye una cifra mayor con respecto al año precedente se considera agravante por el poco tiempo que resta para culminar la campaña”.

¿Cuál es la situación por municipios en el pago de tributos?

“Los municipios de mejor situación son Jatibonico y Taguasco, pues ambos sobrepasan el 90 por ciento de pago y de declaraciones. Los más críticos son La Sierpe, Sancti Spíritus y Trinidad; reinciden estos últimos por sus características económicas, uno por ser la cabecera provincial y el otro presenta una alta tasa de contribuyentes”.

¿Qué figuras están obligadas a declarar como un deber social según el Sistema Tributario?

Están obligados los trabajadores por cuenta propia del régimen general de tributación; todo el sector artístico que incluye a creadores, técnicos y personal de apoyo; además de comunicadores sociales, diseñadores y figuras mixtas.

Los de peor situación son los del propio sector artístico pues se hallan a solo un 62 por ciento de presentación y se han establecido contactos con la Dirección Provincial de Cultura y el Fondo de Bienes Culturales para solucionarlo a tiempo.

¿Qué contempla la Ley 113 para aquellos contribuyentes que no paguen en tiempo?

“Sobre aquellos que resulten omisos o subdeclarantes pueden recaer multas de 350 pesos a 1000 pesos sumado al recargo. Las multas alcanzan hasta un 30 por ciento del principal adeudado y el recargo aumenta a medida que pasa el tiempo de presentación”.

Este año el ciento por ciento de las declaraciones serán fiscalizadas, porque la ONAT está dispuesta a accionar ante incumplimientos y aplicar el régimen sancionador.

“Se realiza un proceso conjunto entre el nivel central, las oficinas nacionales y provinciales. En nuestro caso se están fiscalizando la totalidad de declaraciones juradas de forma extensiva. Se enviará un telegrama a los domicilios fiscales de aquellos que resulten subdeclarantes con el objetivo de que puedan rectificar en un período de ocho a doce días hábiles. La fiscalización intensiva incluye a contribuyentes de interés que en años anteriores han alcanzado mayores ingresos, determinado mediante el pago del impuesto sobre las ventas y los servicios”.

Los contribuyentes que aun no han efectuado su Declaración Jurada, deben acercarse a la oficina más cercana, sin necesidad de esperar su turno pues constituye un procedimiento priorizado. El 30 de abril, es la fecha límite.

 

No hay comentarios