Las esterilizaciones forzadas se practicaron entre 1990 y el año 2000, durante la gestión de Alberto Fujimori.

El fiscal superior peruano Luis Landa ordenó este miércoles denunciar al dictador Alberto Fujimori ante el poder Judicial por el caso de las esterilizaciones forzadas ocurridas durante su gestión en el poder entre los años 1990 y 2000.

El dictamen viene a corregir el fallo de su subordinada Marcelita Gutiérrez, quien en 2016 tomó la decisión de archivar el caso judicial en contra de Fujimori y otros funcionarios del gabinete presidencial.

Ante la solicitud de una resolución del caso por parte de las víctimas, el fiscal Landa estimó que el dictador debe ser enjuiciado, por ser autor mediato de este delito. Las mujeres denuncian que fueron operadas sin su pleno consentimiento ni autorización.

 

De acuerdo con las cifras oficiales suministradas por la Defensoría del Pueblo, durante 1996 y el 2001 se realizaron 272.028 operaciones de ligaduras de trompas y 22.004 vasectomías, casi en su totalidad a personas pobres y de zonas rurales.

De estas cifras se desconoce la cantidad de intervenciones quirúrgicas que se llevaron acabo sin la aprobación de las pacientes.

>> “Ni una menos” convoca nueva marcha en Perú el 12 de agosto

La denuncia por el caso de esterilización forzada incluye además a los , y al exdirector del Programa Nacional de Planificación Familiar Jorge Parra.

Fujimori fue indultado en diciembre del año pasado por el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, eximiéndolo de asumir la condena de 25 años de prisión imputados por delitos de lesa humanidad.

No hay comentarios