Cuando en la Sociedad Cultural José Martí de Sancti Spíritus se reúnen amigos entrañables, nada puede salir mal. Muchos menos si está puesta la mano de la mujer. A propósito de las contradictorias cuestiones de género en la literatura y del reciente premio Casa de las Américas concedido a una espirituana reyolla como el Yayabo, se encausó el diálogo en el marco de Feria Internacional del Libro.

La escritora e investigadora Yanetsy Pino Reina refirió sentirse muy feliz, no solo por el galardón en sí, sino por la acogida del pueblo espirituano. “Ya no paso inadvertida por la calle, la gente se fija en mí, me sorprende incluso que me sugieran cómo debo llevar el pelo y eso de una forma u otra siempre se agradece. Todas las felicitaciones recibidas las siento de corazón y forman parte de una realización personal, pues a Sancti Spíritus le he dedicado años de estudio y preparación personal”.

La distinción especial, la puso el trío A su tiempo, un formato en la trova espirituana dominado por hombres a la usanza del tiempo pero que las músicos logran doblegar como defensoras de una sonoridad auténtica.

Dicen que el premio de la letrada Pino Reina puso a Sancti Spíritus en el mapa de la intelectualidad mundial. Sin embargo, desde el anonimato de los certámenes y la resistencia a los concursos deslumbra otro escritor espirituano. La Academia de Ciencias de Cuba nombró Académico de Mérito al fomentense Virgilio López Lemus.

“Realmente me considero un poeta, y representa un honor estar a la altura de hombres con indudables descubrimientos científicos, hace que el reto sea mayor. Son solo tres los poetas que a lo largo de la historia han recibido la categoría y espero que antes de los setenta y ocho años me sea otorgada la máxima distinción”, sonríe Virgilio.

Para orgullo de locales y foráneos, las letras de escritores espirituanos han recorrido el mundo. Amén de las glorias y homenajes siempre se torna necesario volver a las raíces. Yanetsy y Virgilio lo tiene más que claro, nadie puede ser grande, si no tiene memoria.

No hay comentarios