Hasta Guayos, Consejo popular de Cabaiguán, ubicado a 13 km de Sancti Spíritus llegó un ejército batas, uniformes y cofias blancas. El motivo: la celebración provincial por la Semana de Vacunación  de las Américas en  el vacunatorio del policlínico docente Ramón Balboa Monzón de la referida localidad.

Entre los avales del centro sanitario se destaca que desde el 2004 ostenta resultados favorables en sus planes que sobrepasan el 100% de las vacunas planificadas anualmente.

De acuerdo con la Doctora Ariana Ríos Hernández, Jefa del Grupo Básico de Trabajo de la referida entidad,las cifras  de vacunación se deben a la estabilidad del personal de enfermería  que allí labora, su interrelación con el Equipo Básico de Salud (EBS) y la constante comunicación con el  personal de los consultorios médicos de la familia de ese terruño.

La constancia y el sentido de pertenenciade las enfermeras  son características palpables en los 13 centros de vacunación de Sancti Spíritus “Por lo general son  profesionales que saben llevar sobre sus hombros la responsabilidad de brindar servicios a favor de la inmunización de la población espirituana”informó Katia Valdivia, Jefa de sección de enfermería en el Sectorial Provincial de Salud.

El nacimiento de una jornada a favor de la vida

La amenaza latente del resurgimiento del sarampión motivó en el 2002 a los Ministerios de Salud de la Región Andina a proponer  una Semana de Vacunación en las Américas. Sin embargo no fue hasta el año siguiente, con el respaldo de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que se determinó  la última semana del mes de abril de cada año como tribuna para fomentar la equidad y acceso a ese derecho universal.

En nuestra región no todos los países invierten en ese servicio vital de la misma manera donde millones de personas muerena causa de enfermedades prevenibles como la poliomielitis, padecimiento desterrado desde 1962 de Cuba, primer territorio de América Latina en declarase libre de esaafección.

En esta pequeña isla del caribe, al decir de directivos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), no solo se tiene acceso totalitario a la vacunación. También es un país que produce y exporta medicamentos inyectables destinados a una población etaria, con especial énfasis en niños y embarazadas.

Los avezados profesionales y científicos del  Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB) del país tienen un rol fundamental en el trabajo de inmunización del territorio cubano que mantiene una cobertura mayor al 98% de personas protegidas de más de 14 enfermedades con la de más de 11 tipos de vacunas.

Tales Credenciales convirtieron a la Mayor de las Antillas  en el escenarioidóneo para inaugurar  la Decimosexta Semana de Vacunación en las Américas. En el acto de apertura Tedros Adhanom, Director General de la OMS, aseveró que “se pretende inmunizar  a 70 millones de personas: 14 naciones inyectarán contra la influenza, otros 16 países lo harán para prevenir la polio y unos 13 estados contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y cinco países para evitar la fiebre amarilla”

 

 

No hay comentarios