El campeón del beisbol cubano de la categoría 15-16 años se define en tierras espirituanas entre el 3 y 8 de mayo. Ese día concluirá la hexagonal final de un torneo que comenzó a principios de enero con la presencia de 16 equipos, de los que seis llegaron a la porfía por del título.

De los aspirantes a la corona, Santiago de Cuba, Sancti Spíritus y La Habana pudieran ser considerados favoritos, toda vez que en el 2017 terminaron por ese orden en el podio.

A ese trío se suma Matanzas, Artemisa y Guantánamo, que son los de nuevo ingreso en la etapa cumbre de un campeonato que debe tener la calidad asegurada a la hora de impartir justicia. Y es que todos los árbitros presentes poseen experiencia en series nacionales.

La ronda final se juega por el sistema de todos contra todos a una vuelta. Los dos primeros se enfrentarán por el oro; mientras que el bronce lo discutirán el tercero y cuarto lugar.

En las dos primeras jornadas el certamen tiene par de juegos desde las 9:00 am en el José Antonio Huelga y en el estadio de la EIDE Lino Salabarría a la misma hora se realizará el otro partido.

El sábado y domingo las acciones se trasladan a municipios debido a la presencia del torneo sub-23 en la provincia yayabera.

Al concluir el campeonato se escogerá la preselección nacional de la que saldrá el equipo al mundial sub-15 previsto del 10 al 19 de agosto en Panamá, donde el artemiseño Dany Valdespino ya fue designado como responsable de conducir los destinos del Cuba.

No hay comentarios