La Refinería de Petróleo Sergio Soto, de la provincia de Sancti Spíritus, la única que procesa crudo cubano, cumplió sus planes de producción y ventas durante el 2017 y el primer cuatrimestre del actual año, razones por las que su colectivo recibió recientemente la Medalla Jesús Menéndez, que otorga el Consejo de Estado.

La instalación, ubicada en el municipio de Cabaiguán, refinó el año anterior alrededor de 73 300 toneladas de crudo cubano, un 36% por encima de lo planificado, y en los primeros cuatro meses del 2018 también venció su plan de refinación, ascendente a 18 000 toneladas, informó el ingeniero Lester Alemán, director general de la empresa, perteneciente a la Unión Cuba – Petróleo (CUPET).

Durante el 2017, considerado un año de excepcionales resultados, la Refinería Sergio Soto cumplió su plan de venta de combustibles, aportó los volúmenes comprometidos de aceite dieléctrico para transformadores de hasta 13,8 kv, y con más de 35 000 toneladas impuso récord en la fabricación de líquido asfáltico, el productor líder de la planta cabaiguanense.

“Nuestro líquido asfáltico 50-70, catalogado como AC – 30, se ha utilizado durante los últimos años en las obras priorizadas de la Zona Especial de Desarrollo Mariel y, por su gran calidad, también es empelado por entidades del Ministerio de la Construcción de todas las provincias del país, en la pavimentación de carreteras, vías principales y aeropuertos”, precisó Lester Alemán.

Durante el primer cuatrimestre de este año la Refinería Sergio Soto volvió a cumplir sus planes de producción y ventas (se destacan cerca de 9 000 toneladas de líquido asfáltico y 172 toneladas del aceite para transformadores demandado por la Unión Eléctrica).

“El Sistema de Gestión de la Calidad de nuestra empresa se encuentra recertificado a partir de este año por la norma ISO 9001 del 2015, una norma que profundiza en la prevención del riesgo e integra más lo que es el control interno, lo que le concede a la empresa mayor prestigio y avala la calidad de nuestros productos”, apunta Senia Figueroa, Especialista Principal en Gestión de la Calidad.

Al concederle la Medalla Jesús Menéndez al colectivo de la Sergio Soto, también se reconoció sus logros en la actividad científico-técnica.   Y es que la Refinería de Cabaiguán, la más antigua del país, ha logrado, con modificaciones tecnológicas, diversificar sus producciones y convertirse en una valiosa plataforma industrial de la Unión Cuba – Petróleo.

No hay comentarios