Cinco campamentos del Ejército Juvenil del Trabajo (EJT) se abrieron en los últimos meses en las montañas de Sancti Spíritus, con el fin de apoyar la recuperación cafetalera y, en general, el desarrollo agropecuario integral.

Los campamentos están ubicados en las elevaciones de los municipios de Fomento y Trinidad, en zonas que hace años se dedicaron, fundamentalmente, al cultivo de café, y que permanecían improductivas debido a la falta de fuerza laboral.

Cuatro campamentos se localizan en Topes de Collantes, en Trinidad, específicamente en Vega Grande, Puriales, Tres Palmas y en la antigua Facultad Agropecuaria de Montaña del Escambray, mientras que el quinto está ubicado en El Charcón, una intrincada zona del municipio de Fomento.

De acuerdo con Leosvaldo Cruz, especialista en el cultivo de café de la Delegación Provincial del Ministerio de la Agricultura en Sancti Spírtus, hoy permanecen trabajando en esas áreas 160 integrantes del EJT, y se espera que el número se eleve a 300.

“Para recuperar esas tierras que estaban abandonadas los jóvenes del EJT realizan labores de desmonte, limpieza, trazado y hoyado, para comenzar en junio la siembra de café arábigo, ya que los suelos tienen vocación para esa variedad que es la de mayor calidad para la exportación”, explicó Cruz.

Según el especialista, en el 2018 los integrantes del EJT prevén sembrar poco más de 100 hectáreas y en los cinco años venideros incorporarán a la superficie cafetalera de la provincia otras 500 hectáreas que otrora se dedicaron a ese cultivo.

“Esta es una solución no sólo para obtener más café, sino también para rescatar otras producciones, entre ellas frutales y viandas, y fomentar la cría de animales como cerdos y el ganado ovino- caprino”, agregó Leosvaldo Cruz.

 

No hay comentarios