El Grupo Temporal de Trabajo de la provincia de Sancti Spíritus evaluó hoy, en Sancti Spíritus, los daños preliminares causados por las intensas lluvias de los últimos días, los cuales se concentran en las viviendas, en los viales y en la agricultura.

Según dieron a conocer las máximas autoridades del gobierno y el Partido Comunista de Cuba en el territorio y los directivos de las entidades, hasta este momento y a consecuencia de las precipitaciones asociadas a las bandas de alimentación de la tormenta subtropical Alberto, se reportan unas mil 100 casas afectadas de forma total y parcial.

Igualmente se contabilizan perjuicios en más de dos mil hectáreas de cultivos varios, sobre todo de maíz y de frijol; mientras, 10 mil hectáreas de caña permanecen bajo agua, en las cuales se agilizan las acciones de drenaje para tratar de atenuar el impacto de los torrenciales aguaceros, que elevaron el acumulado del mes de mayo hasta los 657,2 milímetros.

De acuerdo con los principales directivos del sector agrícola, actualmente y ante el cese de las precipitaciones en parte de este territorio central se prioriza, además, el drenaje de las plantaciones de yuca, boniato y frijol, para intentar cosechar lo que se pueda.

Unos 78 asentamientos permanecen incomunicados debido a la compleja situación que presentan los viales, a los deslizamientos ocurridos en algunos sitios y a la crecida que aún tienen arroyos, ríos y otros cursos superficiales; en tanto, cerca de 15 mil personas aún están protegidas en casas de familiares o en centros de evacuación.

Las autoridades subrayaron que en los lugares a los cuales se ha podido acceder y en la propia capital provincial, donde al cierre de esta información no llovía, se comenzaron las labores de desobstrucción de vías, de recogida de escombros y basura y de higienización, en sentido general.

Sin embargo, uno de los principales impactos que hoy existe en la provincia está referido al bombeo de agua, producto a las afectaciones eléctricas, aunque en la reunión se precisó que ya se distribuye agua en pipas y se ejecuta el bombeo a través de grupos electrógenos para disminuir las afectaciones.

Edelberto Cancio, director de Educación en el territorio, acotó que, excepto en los centros donde permanecen los evacuados, este miércoles se reanudará el curso escolar, y significó que la situación más compleja está en la escuela primaria República de Bolivia, de Trinidad, puesto que 12 de sus 19 locales fueron dañados.

No obstante, insistió, en aras de evitar mayores interrupciones, ya se buscan alternativas para continuar con el proceso docente.

Al decir de Alberto Eirín, delegado de Recursos Hidráulicos en Sancti Spíritus, a las 12 del día, la presa Zaza almacenaba mil 112 millones de metros cúbicos de agua, cifra muy por encima de su capacidad de llenado, aunque la tendencia es a disminuir su volumen.

No hay comentarios