Con las mayores afectaciones en la infraestructura eléctrica en tres municipios de la provincia de Sancti Spíritus, brigadas de la Empresa Eléctrica ejecutan acciones para restablecer el servicio lo más pronto posible en estos lugares, en tanto se evalúan otros daños.

Al decir de Misael Rodríguez, director de la entidad espirituana, hasta el momento en los lugares donde se reportan los mayores perjuicios en este sentido, causados por las intensas lluvias asociadas a la tormenta subtropical Alberto, son la cabecera provincial, Trinidad y Yaguajay, debido a la crecida que aún tienen arroyos, ríos y otros cursos superficiales.

Dijo que actualmente se contabilizan más de 20 mil consumidores afectados, pues a las cuatro de la mañana de este martes se reportó la caída de un poste eléctrico de la subestación de 110 kilovoltios que alimenta el norte de la ciudad de Sancti Spíritus.

Desde la madrugada se labora intensamente en aras de restablecer la importante prestación en la parte norte de la capital provincial y, mientras se trabaja, se emplean alternativas en función de que la población no se encuentre todo el día sin corriente eléctrica, señaló.

No obstante, se piensa restablecer completamente el fluido eléctrico en horario de la noche, señaló.

Comentó que otra de las afectadas fue la línea de 33 kilovoltios que alimenta desde el municipio de Jatibonico hasta El Sur de El Jíbaro, en La Sierpe, y donde también se efectúan acciones para restablecer prontamente el servicio.

Pero hay otros lugares de La Sierpe a los cuales hay que esperar a que baje el nivel de las aguas para llegar hasta allí, y esa misma situación la tenemos en la comunidad de Nela, en Yaguajay, y en La Pastora, en Trinidad, apuntó.

La situación más compleja reportada es la que existe en Trinidad, específicamente en la región de Manaca hasta el lugar conocido como La Papelera, pues la crecida del río Agabama causó la caída de cinco postes del tendido eléctrico que se ubican cerca de su afluente.

Tenemos que esperar a que las aguas tomen su nivel para poder trabajar, porque ante todo se deben respetar las medidas de seguridad, refirió Rodríguez, quien agregó que las labores no son tan complicadas como empezar a ejecutarlas y es lo más preocupante ahora, aseveró.

Asimismo, resaltó que este lunes, en la provincia se reportaron más de 300 quejas de la población relacionadas con el tendido eléctrico y solo quedaron pendientes para hoy medio centenar, una faena destacable si se tiene en cuenta que durante todo el día no cesó de llover.

El directivo puntualizó que aún se evalúan daños pues existen varias comunidades inaccesibles en este territorio central que pueden presentar daños en la infraestructura eléctrica, lo que se irá conociendo en los próximos días.

No hay comentarios