Las autoridades cubanas investigan las causas de la encalladura de un barco en la entrada de la bahía de Cienfuegos, ocurrida el martes cuando la embarcación ingresaba a la rada con un cargamento de 28 mil toneladas de arroz procedente de Vietnam.

Un equipo de buzos especializados de Antillana de Salvamento llegó el mismo martes a la zona para evaluar los daños que pueda haber sufrido el casco del barco de mediano porte (eslora 169,9 metros, manga 27 metros), cuya varadura en el área de acceso a la bahía cienfueguera implica la inhabilitación de la entrada y salida de buques.

Los buzos también deben aportar datos a la investigación que conducen Capitanía del Puerto y la Administración Marítima, cuyo fallo debe conocerse dentro de un mes.

Especialistas explicaron que el hecho de que la bahía sea de bolsa contribuyó a que la corriente arrastrara al barco hacia un lado. Por más que la tripulación accionó los motores no le fue posible vencer la fuerza de las aguas, lo cual provocó la encalladura.

“La maniobra era segura. La entrada se realizó buscando las condiciones de marea ideales. Durante el pilotaje de entrada la potencia de máquina del buque y los ángulos de timón no pudieron realmente vencer la fuerza de la corriente. Hicimos todo lo posible, pedimos toda la máquina, fondeamos el ancla, dimos toda la potencia de máquina atrás, pero no fue posible”, dijo a la TV nacional el práctico de a bordo.

Los reportes iniciales indicaron que no hubo heridos como consecuencia del incidente. El barco, perteneciente a un armador griego y fletado por una entidad de la Empresa Consignataria Mambisa, es operado por una tripulación extranjera.

Según el reporte televisivo del mediodía de este miércoles, muy tarde en la noche del martes, mediante maniobras auxiliadas por varios remolcadores, el barco fue liberado y llevado al fondeadero.

En video, el buque en la Bahía de Cienfuegos

No hay comentarios