El cardiólogo más famoso a nivel mundial, ponderó la cantidad de profesionales de esa rama con que cuenta el país.

El Doctor y profesor Valentín Fuster, director de la División de Enfermedades Cardiovasculares del hospital Monte Sinaí, de Nueva York, Estados Unidos, felicitó al sistema de salud cubano y en particular la atención que brinda a la salud cardiovascular.

En la apertura, este martes, del XXX Congreso Centroamericano y del Caribe de Cardiología y el IX Congreso Cubano de esa especialidad, el experto español, calificado el cardiólogo más famoso a nivel mundial, ponderó la cantidad de profesionales de esa rama con que cuenta el país, donde ya suman más de 500 y la alta calificación de los mismos.

Ante los casi 700 delegados de varias naciones, Fuster, también director del Centro de Investigaciones Científicas de Madrid, entre otras múltiples responsabilidades profesionales internacionales, impartió la conferencia magistral; Nuevas fronteras en salud: el corazón y el cerebro.

En su disertación, el eminente científico insistió en la necesidad de prevenir la enfermedad y promover la salud y recalcó que ello se puede lograr desde edades muy tempranas: en la infancia y la adolescencia, por lo cual para modificar la epidemia cardiovascular, se debe incentivar a la gente joven, aseveró.

Para evitar la enfermedad coronaria hay que transformar las epidemias de la obesidad y de la diabetes, así como también combatir la hipertensión arterial, lo cual se obtiene con estilos de vida saludables que incluyen eliminar el hábito de fumar, el sedentarismo y la dieta inapropiada, rica en grasas y carbohidratos, recalcó.

Si tenemos factores genéticos y no cuidamos los de riesgos, entonces hay más posibilidades de enfermar, no sólo de dolencias cardiovasculares, sino también se alteran las arterias del cerebro, advirtió el catedrático.

También en la jornada inaugural de la cita, con sede en el Palacio de Convenciones hasta el próximo viernes, el doctor David Wood, de Reino Unido, presidente de la Federación Mundial del Corazón, impartió la conferencia magistral, titulada Retos globales para la prevención de enfermedades cardiovasculares.

Wood ha dado un gran impulso al trabajo de esa organización en aras de la disminución de la mortalidad prematura por esas dolencias a nivel global y es el rector del conocido programa internacional denominado 25 x 25.

Este programa intenta disminuir la mortalidad prematura por enfermedades cardiovasculares en un 25 por ciento para el año 2025.

El doctor Wood llamó la atención sobre las enfermedades cardiovasculares, primer motivo de muerte en el mundo que cada año mata a 17 millones de personas y son las causantes de uno de cada tres fallecimientos.

La doctora Carmen Rosa Martínez, directora de atención médica del Ministerio de Salud Pública señaló que Cuba es ejemplo para el mundo en la atención a la salud cardiovascular.

Actualmente posee una red en el país con cinco cardiocentros, incluido el cardiopediátrico William Soler, en la capital, así como también 33 instituciones hospitalarias brindan esos servicios.

El doctor Eduardo Rivas Estany, presidente de la Sociedad Cubana de Cardiología y la Centroamericana de esa especialidad y del comité organizador, dio la bienvenida a los participantes y entregó a Fuster y Wood sendos cuadros con pinturas alegóricas a la salud cardiovascular.

No hay comentarios