Por tercera vez en los últimos meses las principales exponentes de la gimnasia rítmica cubana entrenan en tierras espirituanas.

 

Aquí primero tuvieron a la EIDE Lino Salabarría como base de preparación; mientras que después el gimnasio de la Facultad de Ciencias Médicas acogió al grupo y desde el 12 de junio la Sala Yara.

 

En la vetusta instalación las pupilas de Nely Ochoa tienen previsto trabajar hasta mediados de julio durante tres veces al día con el objetivo de precisar detalles en las rutinas con miras a la cita regional de Barranquilla, en la que sumar alguna medalla sería un resultado satisfactorio, dada la juventud del equipo y el nivel de las rivales.

 

A pesar de ello no se descarta alguna sorpresa, teniendo en cuenta el crecimiento deportivo experimentado, y lo sucedido en mayo en Rusia, donde Gretell Mendoza subió al podio en la especialidad de pelota y fue cuarta en aro, en el Torneo Internacional de Yaroslav Spring, en el que participaron 17 países.

En la propia competencia Brenda Leyva cumplió una buena labor en mazas; mientras el resto de las muchachas aprovechaban las bondades para trabajar en el Centro de Alto Rendimiento de Ivanovo.

 

Con condiciones materiales diferentes pero similar nivel de motivación el equipo inició la recta final del adiestramiento para asumir el que sin dudas será el primer reto en pos de recuperar el rendimiento en este deporte que dejó en Veracruz una plata y dos medallas de bronce, válidos para escoltar a las mexicanas, quienes se llevaron las cinco pruebas disputados; así como cuatro subtítulos.

 

No hay comentarios