Al campo donde hizo los primeros disparos regresó Lisbet Hernández en lo que fue su última competencia oficial: el Torneo Elite.

 

Encontrarse en el polígono de la EIDE Lino Salabarría es volver al 2008 cuando fue promovida al equipo nacional.

 

“Siempre hay nostalgia, recuerdos, pero sobre todo pienso en aquellos que me iniciaron en el deporte” asegura.

 

Con la experiencia de diez años en la selección nacional Lisbet enfrentará su mayor reto deportivo en Barranquilla, donde se estrenará en juegos multideportivos.

 

“Es un sueño que haré realidad. He participado en muchas competencias internacionales, pero de mi deporte; ahora es una oportunidad diferente, son juegos multideportivos y además de mayor nivel”.

 

En este año ganó bronce en el Rifle Tres Posiciones durante el Grand Prix de El Salvador. Allí integró el equipo campeón en el Fusil Neumático.

 

“Pienso que podemos hacer una buena competencia, aunque tendremos mucha exigencia de México. Mi aspiración es buscar una medalla individual y tratar de ser campeonas por equipos”

 

Lisbet acompañará en Barranquilla a la estelar espirituana Eglis de la Cruz y la también experimentada Dianelis Pérez de Matanzas.

 

“Tenemos buen equipo porque contamos con la experiencia de esas atletas. Tirar al lado de Eglis ha sido un privilegio y un compromiso para superarme. Espero estar al nivel de ellas en los centroamericanos y del caribe”

 

La otra fusilera que representará a Cuba en la edición 23 de los juegos regionales más antiguos del mundo es la matancera Ainerik Cabrera.

No hay comentarios