El boxeador espirituano jorge Griñán se estrenará este viernes en la XLV Copa Química de la ciudad alemana de Halle.

 

El peso mosca de Cuba quedó bye en el sorteo por lo que aseguró bronce sin tirar golpes y en su debut tratará de colarse en la final.

 

Además del cubanito, en los 52 kilogramos aparecen los locales Hamza Touba y Tarik Ibrahim, el indio Solanki Gaurav, Connor Quin de Irlanda del Norte, Fernando Martínez de Estados Unidos y el ruso Vadim Kudriakov.

 

Para Griñan el certamen le debe servir de fogueo con miras la final de la VIII Serie Mundial de Boxeo, en la que pudiera ser el representante cubano, a pesar de perder 0-3 en la semifinal ante el español Gabriel Escobar, refuerzo de la franquicia francesa Gallos de Pelea.

 

En su última presentación el jovencito de 20 años del municipio La Sierpe cedió 47-48 en los cinco asaltos de acuerdo con el juez estadounidense Shawn Reese; mientras que el argelino Ali Sid Mokretaris y la húngara Veronika Szucs vieron la pelea 46-49 a favor del ibérico.

 

Esa derrota fue la tercera en igual cantidad de presentaciones en Series Mundiales, en las que se estrenó el 31 de marzo del 2017 con derrota (1-2) frente al argentino Leandro Blanc y volvió a caer (0-3) el 3 de junio del 2017 en semifinales ante el colombiano y subcampeón olímpico Yuberjén Martínez.

 

En la Copa Química la selección antillana es representada por el minimosca Damián Arce, el pluma Robeisi Ramírez, el ligero Lázaro Álvarez, Andy Cruz en los 64, el welters Roniel Iglesias, Arlen Lopez en los 75 kilos, el semipesado Julio Cesar La Cruz , el crucero Erislandi Savón y el supercompleto José Ángel Larduet.

No hay comentarios