A partir de hoy, se definen en la Copa del Mundo los semifinalistas. Seis equipos europeos y dos sudamericanos quedan en la disputa del título del orbe. Pocas horas antes de que ruede el balón en el Uruguay-Francia, compartimos con ustedes un análisis previo, un breve acercamiento a lo que podría suceder en esta crucial etapa.

Brasil vs Bélgica

Coutinho y Neymar: dos hombres fundamentales en la pentacampeona del mundo. Foto tomada de El Comercio.

El duelo entre belgas y brasileños decidirá el segundo semifinalista de la Copa del Mundo: un equipo construido a partir de la solidez tendrá al frente a otro que se mueve, en palabras de Roberto Martínez, a partir de “necesidades específicas”.

El modelo brasileño recurre a la construcción desde el fondo. Brasil y Uruguay son quienes menos goles han permitido hasta el momento en la competición. En el sitio de la FIFA apareció una entrevista breve a Cléber Xavier, pieza fundamental en el cuerpo técnico de la canarinha. Xavier habló de la estructura defensiva asentada en la defensa en zona y la presión total.

Hay, allí, cuatro líneas concisas: “la defensa se lleva a cabo en tres fases: presión alta, media y baja. Definimos esas presiones, su diseño, en gran medida en función de los adversarios, efectuando ajustes principalmente en la presión alta”, revela. “La baja y la media están más dentro del sistema”.

Volvamos con Xavier: “El equilibrio funciona así: hay dos momentos, uno para crear juego y otro para defender. Pero cuando el equipo ataca, ya lo hace preparado para no ser sorprendido en la defensa. Es lo que llamamos atacar defendiendo”.

Están también los hombres de arriba.

La ausencia de Casemiro puede pesar demasiado.

*

La selección belga remontó un 2-0 ante Japón en octavos. Foto: Getty Images.

La selección europea llega con la moral elevada luego del triunfo en la última jugada del partido ante el cuadro nipón. Pese a ello, en el choque de octavos se vio un equipo lento en las transiciones ataque-defensa. La banda izquierda, como hablábamos antes de la Copa del Mundo, volvió a ser el punto débil. Carrasco ha tenido un Mundial reprochable en sacrificio. Quizás por eso esté jugando en China y no en el Atlético de Madrid. Le cuesta el sacrificio para el juego en bloque.

La fortaleza está del mediocampo en adelante y en el aporte de dos tipos menos mediáticos que el resto como Meunier y Witsel. El primero, vertiginoso; el segundo, exacto. El resto es conocido: Hazard (2 goles y 2 asistencias en el torneo), De Bruyne (1 asistencia y elevado porcentaje de pases completos) y Lukaku (4 goles en 5 remates a portería).

Bélgica debe dominar la posesión en el encuentro, pero volvamos hacia arriba, con Xavier: “la presión baja y la media ya están dentro del sistema”.

Mi favorito: Brasil.

Algunos números de ambos conjuntos hasta ahora. Captura de pantalla de Deportes Televisa.

Uruguay vs Francia

Con un doblete, Cavani puso a su equipo en cuartos. Foto: FIFA.

La selección celeste tiene el mejor esquema defensivo del mundo. No hablamos de defensa, sino de esquema defensivo: una articulación de elementos que ofrecen sus posiciones para redoblar los esfuerzos. La virtud de Uruguay no está únicamente en la defensa, sino también en la recuperación de la posición cuando salen en ataque. Esto último podría ser una nimiedad, pero la redistribución de las ubicaciones, a velocidad máxima, permite la ejecución de contragolpes fulminantes. La duda de Cavani puede traer la presencia de Stuani, un hombre con características técnicas distintas pero apropiado para mantener el mismo sistema. Contra Francia, la clave puede estar en asegurar el flanco por donde se mueve Mbappé; los demás de arriba no se han mostrado en una gran forma.

*

 

El cuadro francés podría llegar a semifinales por primera vez en doce años. Foto: FIFA.

La principal fortaleza de los franceses radica en el vínculo cercano entre la defensa y el mediocampo a partir de un enlace que valida Kanté. Del centro del campo en adelante, pese a los cuatro goles que dejaron fuera a Argentina, y con la excepción del joven delantero del PSG, el cuadro galo no se ha visto con soltura. Matuidi no podrá jugar por sanción. Pudiera abrir Tolisso, que brinda, al igual que el volante de la Juve, posicionamiento en las cercanías de las dos áreas. Para enfrentar a Uruguay, Deschamps deberá generar un plan táctico para evitar que Uruguay se acomode en el campo. Abrir el juego por los costados con Pavard y Lucas puede ser una opción a considerar. Por último, algo no menos importante: debería preocuparles a los franceses los lapsos de excesos de confianza que dejaron en octavos.

Mi favorito: Uruguay.

Algunos números de ambos conjuntos hasta ahora. Captura de pantalla de Deportes Televisa.

Croacia vs Rusia

Pese a fallar un penal en los octavos, Modric ha tenido un torneo excelente. Foto. FIFA.

Es el mediocampo croata una armazón perfecta: Modric y Rakitic son ambos, a la vez, ‘5’ y ’10’ en una estructura central que se distingue por el sacrificio posicional para las recuperaciones y el desgaste al contrario a partir de la circulación directa en la mayor parte del tiempo. El volumen de juego por las bandas ha sido otro factor clave en el juego de los balcánicos: las incursiones de Strinic y Vrsaljko, doblando por los costados de volantes o extremos, han provocado que en muchas ocasiones los defensas rivales pierdan las referencias sobre hombres más adelantados que pasan a “interiorizarse” en caso de las subidas de los carrileros. Manduzkic debe volver a ser vital en la punta de ataque, pero debe intentar sacar a los rusos del área, con la ayuda de compañeros como Perisic o Rebic. En el último partido, los rusos dentro de su propia área demostraron una consistencia impecable.

*

Akinfeev fue el héroe de Rusia en la tanda de penales ante España. Foto: FIFA.

Después de la sorpresa contra España, el elenco ruso tiene poco que perder. En el Mundial se han visto dos versiones del equipo sede plenamente opuestas: la que propone (fase de grupos) y la que acecha (octavos). Frente a los croatas, el conjunto que dirige Stanislav Cherchesov debe mostrar su segunda versión: un once ordenado atrás, paciente, en busca de una concentración que se arraigue cada vez más según pasen los minutos. El aspecto físico de los rusos ha posibilitado que triunfe esa flexibilidad táctica que ha buscado el DT. Se encuentran, además, cerca del liderato en varios apartados de la Copa: kilómetros recorridos, intensidad de la presión y recuperaciones de balón. Zobnin es un componente que garantiza la funcionalidad del combinado: hasta ahora ha sido un tipo magistral para comandar cualquier transición.

Mi favorito: Croacia.

Algunos números de ambos conjuntos hasta ahora. Captura de pantalla de Deportes Televisa.

Suecia vs Inglaterra

Suecia se ha mostrado sólido en defensa. Foto: FIFA.

Es Suecia un equipo cuidadosamente construido que permite pocas libertades al resto: diligentes en defensa y cercanos en la presión. Suecia es un equipo corto, de esos que limitan las distancias entre sus líneas para certificar el juego en bloque. Lo anterior implica que les cueste a sus jugadores la generación de embestidas en ataque. Esto no les molesta. Se sienten cómodos con ese tipo de serenidad ofensiva. Con un contragolpe podría bastarles.

*

Los ingleses rompieron la maldición de los penales. Foto: FIFA.

Frente a Colombia, a los ingleses les faltó ingenio alrededor del área. Hasta tres cuartos de cancha parecían un equipo distinto. Hasta tres cuartos de cancha parecieron, en algún trance del partido, inexpugnables. Me refiero a los momentos del encuentro en que dominaron la posesión. Sin balón, al sistema de Southgate le sigue costando sostenerse frente a la aglomeración de atacantes rivales. Carecen de un cerebro en el centro del campo. Pese a ello, la velocidad de sus jugadores y el movimiento rápido de la esférica puede marcar la diferencia ante un rival cerrado como Suecia. Tienen, además, a Kane, que marca de cabeza, de casualidad y de penal.

Mi favorito: Inglaterra.

No hay comentarios