La única sobreviviente del accidente aéreo ocurrido en mayo en esta capital, Mailén Díaz, evoluciona de manera estable con respuesta favorable a las acciones terapéuticas, aunque fue reportada en estado crítico.

 

De acuerdo con un informe médico del director del Hospital Universitario General Calixto García, Carlos Alberto Martínez, divulgado por la prensa local, la variación en su estado evolutivo se debe a que en las últimas 72 horas se acopló nuevamente a la paciente al respirador mecánico por afectaciones en el intercambio de gases a nivel pulmonar.

Detalló asimismo que la joven, de 19 años, responde favorablemente a la intervención quirúrgica intensiva en su extremidad inferior izquierda, a partir de la repercusión de las lesiones del mismo sobre el funcionamiento de sus sistemas vitales, fundamentalmente el respiratorio.

Agregó que las acciones terapéuticas han permitido mantener el control del proceso infeccioso del miembro, que constituía la amenaza fundamental para su evolución. Según explicó, tras 45 días de cuidados intensivos se ha logrado ganancia de su respuesta al tratamiento y respira espontáneamente, con buen funcionamiento de su sistema respiratorio y bioparámetros dentro de límites normales.

Martínez agregó que la paciente, nacida en la oriental provincia de Holguín, presenta ganancia en la estabilidad y funcionamiento de su organismo, lo que permitió reducir la dosis de medicamentos de apoyo a la función cardiovascular.

Agregó que permanece con un buen estado de conciencia, en interacción activa con el medio y se relaciona con familiares y el equipo de profesionales a cargo de su atención, en tanto continúan mejorando la integración de la esfera cognitiva y afectiva, así como los procesos de síntesis.

No obstante, señaló que se mantiene el riesgo potencial para la aparición de complicaciones propias de esta etapa de su evolución, y aunque se ha logrado un mejor control de algunas de las condiciones para su ocurrencia, persiste la vigilancia sobre otras debido a que su comportamiento es impredecible, por lo que su pronóstico es reservado.

El equipo médico trabaja en la conservación del control metabólico, del medio interno, del equilibrio hídrico y electrolitros; y mantiene la alimentación a través del tubo digestivo y el apoyo con elementos nutricionales por vía endovenosa, explicó.

Además de Díaz, dos mujeres sobrevivieron a la tragedia el 18 de mayo último, pero fallecieron a causa de las severas lesiones sufridas, luego de varios días de atención médica multidisciplinaria. El Boeing 737-200, arrendado por Cubana de Aviación a la compañía mexicana Damojh, se precipitó a tierra con 113 personas a bordo minutos después de despegar rumbo a la provincia de Holguín.

No hay comentarios