Moscú, 20 jul (PL) El Servicio Federal de Seguridad (FSB) realizó hoy registros en el Centro de Investigaciones de Construcción de Maquinarias (Tsniimash), adjunto a Roskosmos, en busca de posibles espías, indicó la televisión capitalina.

 

Video de RT

El jefe de Roskosmos, Dmitri Rogozin, informó sobre la operación del FSB y solicitó prestar toda la colaboración posible a esa investigación.

Aunque la versión oficial aún está por confirmarse, la prensa local especula que varios empleados de la referida empresa estatal están bajo sospecha de filtrar informaciones al extranjero sobre la tecnología coheteril.

De acuerdo con esos medios, en realidad la operación de la seguridad rusa se inició ayer con un requisado de la oficina de Dmitri Paison, al frente del Tsniimash, poseedor de la mayor base de investigaciones en la rama espacial.

Al parecer, la fuga de información la realizó un trabajador de Roskosmos muy cercano a Paison, señaló la televisión local.

Los órganos de seguridad rusos analizan a varias decenas de empleados del mencionado consorcio estatal, pues se sospecha que hubo filtraciones al extranjero de la tecnología supersónica.

En las últimas semanas, Rusia mostró en funcionamiento el nuevo misil supersónico (con una velocidad varias veces superior a la del sonido), conocido como Kinzhal (Puñal), cuyas pruebas se realizaron con éxito.

Tal tecnología carece aún de análogos en el mundo, indicó el pasado marzo el presidente ruso, Vladimir Putin.

Con anterioridad, en 2005, la dirección de investigaciones del FSB acusó al entonces director general de TSniimash, Igor Reshitin, por transferir a China datos tecnológicos en la esfera aeroespacial.

No hay comentarios