La salud de las plantaciones es mejor en estos momentos.

Después de la tempestad, el buen tiempo, reza un proverbio popular, que entre las fincas cafetaleras del municipio espirituano de Fomento, se afianzó con una particularidad.

Allí no se esperó de brazos cruzados a que ese buen tiempo cayera del cielo. Hoy, todo el trabajo, rinde sus frutos.

Para la contienda que está por iniciarse, los cafetales de Fomento muestran mejor salud y sobre todo, indicios de una mejor producción por las pariciones.

Como abono, el sudor y el quehacer con técnicas agroecológicas y otras tecnologías, como el descope, que dan más luz al futuro.

Las montañas ya dejan ver, más y mejor café.

 

Sembrar, rehabilitar y sellar las áreas hacen hoy mejores cafetales.

 

La atención sistemática a los cafetales deja ver sus frutos.

 

Esta imagen es recurrente en los cafetales de las montañas de Fomento.

 

La lombricultura se extiende por las fincas cafetaleras de Fomento.

No hay comentarios