Es imposible dejar de recordar en este nuevo aniversario de la FMC a su eterna presidenta, Vilma Espín, y a Melba y Haydée, las gloriosas heroínas del Moncada

(…)

Antes del crimen nefando,

le admitieron que abrazara

a su niña, que, en la cara,

mostraba un Guamá peleando.

La madre la fue apretando

Hasta matarla de amor,

Y gritó bella de horror

«Ni Guamá, ni su mujer,

ni su niña… podrán ser

esclavos del invasor».

 

Lanzó la cruz con bravura

de pantera estremecida

y la cruz hizo una herida

sobre la frente del cura.

Luego, heroicamente pura

—matadme, dijo a la hispana

turba que manchó de grana

La esmeralda de su Antilla

¡Y de tan brava semilla

Viene la mujer cubana!

(…)

De esa raíz tan sembrada

surgieron épicas rosas:

Melba y Haydée, las gloriosas

Heroínas del Moncada.

Y como flor alumbrada

por un rastro de carmín,

en torno del paladín

audaz del Segundo Frente,

surgió en las cumbres de Oriente

la estampa de Vilma Espín.

 

Poema de Jesús Orta Ruiz,

el Indio Naborí

2 Comentarios

  1. Por favor publiquen lo de la niña asesinada porque todos queremos saber. Esa tambien era mujer y es una vida tronchada.

    • Estimado Aquilino en nuestras publicaciones del día 9 de Septiembre del 2018 se abordó el tema de la niña asesinada en el siguiente artículo: “Mi hija estaba empezando a vivir! tomado del periódico Escambray y publicado además en Radio Sancti Spíritus a continuación le enviamos la URL http://www.centrovision.icrt.cu/2018/09/12/hija-estaba-empezando-vivir/ para que pueda acceder a él e informarse sobre los resultados que ha arrojado la investigación del caso hasta el momento, en cuanto se obtenga más información sobre el mismo lo publicaremos en su debido momento. Saludos afectuosos desde nuestra página Web Y Gracias por su preferencia. Recuerde que trabajamos pensando en usted.

Comments are closed.