En apoyo a la huelga prevista hasta el 9 de septiembre en unos 17 estados, los activistas prevén una movilización frente a la Cámara de Representantes de Carolina del Sur.

Mientras reos de prisiones estadounidenses realizan una huelga que entra hoy en su tercer día, activistas en varias ciudades del país organizan mítines en apoyo a la protesta contra las malas condiciones carcelarias y laborales.

De acuerdo con el diario USA Today, una de esas acciones ya tuvo lugar en Carolina del Sur, donde en abril pasado murieron siete prisioneros en un motín ocurrido en la Institución Correccional Lee, hecho que llevó a convocar a la protesta iniciada el martes.

Antiguos presos, expertos en prisiones y familiares de los involucrados en los hechos de hace cuatro meses entregaron una lista de demandas al gobernador del estado, Henry McMaster, y al director del Departamento de Correccionales, Bryan Stirling, difundió el periódico.

Los prisioneros se han estado organizando durante años en previsión de este momento, expresó al diario una de las participantes en la manifestación realizada en ese territorio, Efia Nwangaza, directora del Centro de autodeterminación Malcolm X.

Según la activista de 79 años, cuya organización brinda servicios de apoyo a los reclusos, algunas cárceles no cumplen con los estándares ordenados por el Gobierno federal para programas de salud mental y rehabilitación, lo que ha indignado a la comunidad.

‘Queremos que reconozcan la humanidad, la dignidad y el valor para las personas de las que son responsables’, dijo Nwangaza.

Las demandas presentadas a las autoridades estatales fueron difundidas por Jailhouse Lawyers Speak, una red de reclusos de Carolina del Sur que lucha por sus derechos, y entre ellas se incluyen mejores condiciones carcelarias y la eliminación de las sentencias de cadena perpetua sin libertad condicional.

Además, piden mayor financiamiento para servicios de rehabilitación y el fin del trabajo impuesto a cambio de salarios miserables, una actividad que los organizadores de la protesta llaman una forma moderna de esclavitud.

En apoyo a la huelga prevista hasta el 9 de septiembre en unos 17 estados, la cual consiste en que los reos se niegan a trabajar, realizan sentadas pacíficas y, en algunos casos, se reúsan a comer, los activistas prevén próximamente una movilización frente a la Cámara de Representantes de Carolina del Sur.

También hubo un acto de ese tipo afuera del Centro de Detención Metropolitano de Brooklyn, Nueva York; y cerca del Centro de Detención de Atlanta, Georgia; de la Institución Correccional Hyde, Carolina del Norte; y del Centro Correccional Torres Gemelas en Los Ángeles, California.

Para esta semana, según USA Today, se esperan otros eventos de solidaridad con el paro de prisioneros en Boston, Massachusetts, y Milwaukee, Wisconsin; mientras más adelante se prevén en Seattle, Washington; Portland, Oregón; Sacramento y Los Ángeles, California; y Chicago, Illinois, entre otros.

No hay comentarios