Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), orientó recientemente a todos los diputados a vincularse al máximo, en cada municipio (por donde residen o fueron electos) al programa de reuniones de la Consulta Popular sobre el Proyecto de Constitución.

La asistencia de nuestros parlamentarios a este proceso podrá contribuir al análisis de la población teniendo en cuenta el conocimiento, la información y el debate en las reuniones de las comisiones permanentes de trabajo y en período ordinario de sesiones de la novena legislatura de la ANPP.

Estos encuentros con la población servirán también a los diputados para estrechar más su relación con los electores, en uno de los grandes momentos de la historia de nuestro país.

Este Proyecto de Constitución es reflejo de los cambios que se han venido realizando en la nación desde hace varios años como consecuencia de los acuerdos de los últimos dos congresos del Partido Comunista de Cuba.

El actual proceso tuvo como antecedente la consulta de esos documentos en el 2016 en la cual un millón 600 mil de cubanos hicieron casi 35 mil sugerencias a la Conceptualización del Modelo; y después en la Asamblea Nacional del Poder Popular respaldó ese documento junto a los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución para el período 2016-2021.

Precisamente, en el proyecto de Constitución se trasladan al ámbito jurídico, las directrices políticas trazadas en ambos eventos partidistas.

Uno de los problemas que plantea resolver la nueva Carta Magna es el del perfeccionamiento de las administraciones locales, que tiene en cuenta el resultado del experimento de Artemisa y Mayabeque, y el acuerdo 82/23 del Consejo de Ministros que creó el cargo de Vicepresidente del órgano de la Administración.

Además, se propone una relación más orgánica de la Asamblea Nacional con su Consejo de Estado, para dar mayor efectividad a la labor legislativa y la función de control y fiscalización del órgano supremo del Poder del Estado.

Al concluir el amplio proceso de discusión popular, el proyecto de Constitución, enriquecido con el aporte de la consulta, volverá en diciembre a la Asamblea Nacional, que lo discutirá y aprobará antes de someter el texto a referendo mediante el voto directo y secreto de cada ciudadano.

No hay comentarios