Un año después del paso del huracán Irma por Sancti Spíritus, en la central provincia cubana se ha dado solución a la mayor parte de las afectaciones ocasionadas por el poderoso evento meteorológico, y se continúa trabajando para restituir la totalidad de las viviendas dañadas, principalmente en el municipio de Yaguajay, que resultó el más castigado.

En la recuperación fueron cruciales las horas y días posteriores al azote de Irma, cuando se identificaron las casas afectadas para definir las prioridades y organizar el proceso de entrega de recursos; se recogieron miles de metros cúbicos de árboles caídos y escombros; y se restableció la infraestructura eléctrica, cuyas 113 líneas fueron perjudicadas de una u otra forma.

Durante los últimos doce meses se trabajó en la mejora de los caminos dañados, poco a poco se recuperó la producción agropecuaria, y fueron rehabilitados espacios públicos, escuelas, y la mayor parte de los centros de la producción y los servicios afectados, que ahora han quedado más bellos y funcionales.

La labor más compleja y prolongada ha sido la restitución de las más de 19 159 viviendas azotadas por Irma, de las cuales 1 974 se derrumbaron totalmente, la mayoría en el municipio de Yaguajay.

Según un informe presentado al General de Cuerpo de Ejército Joaquín Quintas Solá, Viceministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y Jefe de la Región Estratégica Central, hasta el 31 de agosto de este año en toda la provincia se había dado solución a 15 945 afectaciones en viviendas, el 83% del total, y de las casas derrumbadas totalmente se terminaron 719, (el 36%), la mayor parte con la participación del Estado.

En Sancti Spíritus se han levantado moradas de diferentes tipologías – convencionales; casas rústicas, con tablas de palma y baños de mampostería, que ofrecen mayor resistencia ante fuertes vientos; y viviendas convencionales con muros de bloques y cubiertas ligeras.

Hoy se encuentran en distintas etapas de ejecución alrededor de 385 viviendas, sumando las casas convencionales, edificios Gran Panel de dos a cinco niveles, moradas con la tipología Sandino y petrocasas donadas por la República Bolivariana de Venezuela.

Con el fin de contribuir todo este empeño, en el propio municipio se instaló una Planta de Hormigón Hidráulico, de tecnología china, con capacidad para producir 30 metros cúbicos por hora.

Para impulsar la construcción de viviendas, también se potenció la producción de materiales de construcción, con gran impulso a nivel local, y se crearon más puntos de venta de materiales en todos los municipios para facilitar los recursos a los damnificados.

Hasta ahora más de 40 000 damnificados han comprado materiales de construcción, por un valor que supera los 56 millones de pesos, de los cuales 13 millones 350 mil pesos fueron pagados en efectivo y             9 millones 471 mil  pesos por créditos bancarios, de acuerdo con el citado informe.

El propósito es que, al terminar este año hayan solucionado sus problemas de vivienda12179 damnificados, el 96 % de todos los afectados por el huracán Irma, y que el en el 2019 se terminen las restantes casas, como colofón de un esfuerzo descomunal, que persigue borrar, definitivamente, las huellas del huracán más poderoso que ha tocado a Sancti Spíritus.

No hay comentarios