azúcar, patrimonio, Sancti Spíritus

El trinitario Valle de los Ingenios fue centro del desarrollo azucarero en el territorio. Foto: Oscar Alfonso

Apuntes históricos del embarcadero de Zaza y algunos ingenios de la jurisdicción de Sancti Spíritus fue una de las ponencias presentadas en el XIX Encuentro Provincial de Patrimonio Histórico Azucarero.

María Antonieta Jiménez, historiadora de la Ciudad, manifestó en entrevista concedida a Prensa Latina que dicho trabajo, de un colectivo de escritores, refleja la importancia del embarcadero de Tunas de Zaza y los avatares que sufrió a través de los años.‘En 1765 lo cerraron y No lo abrieron hasta 1831. Como era dentro del río, al sedimentarse la boca de éste surgieron otros problemas hasta que se decidió trasladarlo para el lugar actual’, especificó.

Jiménez añadió que se creó un poblado en la década del 60 del siglo XIX y después se conectó a Tunas de Zaza con Sancti Spíritus -a unos 350 kilómetros al este de La Habana- a través del ferrocarril, lo cual favoreció los embarques de azúcar.

Un total de 41 ingenios azucareros existían en la jurisdicción de Sancti Spíritus en el siglo XIX, de los cuales 18 tuvieron vapor, pero durante la Guerra de los Diez Años (1868-1878) fueron destruidos y quedaron solo Mapos, Natividad y San Fernando, dijo.

Este último llegó hasta 1920 aproximadamente, mientras que Mapos permaneció hasta 1960, con el nombre de Amazonas, y Natividad se mantuvo hasta el reordenamiento de la industria azucarera, detalló.

La historiadora de esta ciudad -fundada en 1514- precisó que la ponencia obtuvo el primer premio en el encuentro.

En tanto, el segundo galardón lo alcanzó el trabajo Julián Alienes y la variable azucarera en el análisis sobre el Desarrollo económico en Cuba.

Alienes (España, 1909-1998) fue un destacado estudioso de la economía cubana en el siglo XX y según datos consultados, permaneció en la isla caribeña durante 18 años.

La investigadora también impartió la conferencia Contextualización azucarera espirituana y hubo una intervención especial sobre el Proyecto del Museo la Agroindustria Azucarera (en el antiguo central FNTA), en Trinidad, Patrimonio Cultural de la Humanidad desde 1988.

Otro de los temas fue el de Sitios conmemorativos del municipio de Jatibonico, que recibió Mención, y tuvo como centro a La Reforma, lugar donde nació Francisco (Panchito) Gómez Toro (1876-1896), hijo del Mayor General Máximo Gómez, puntualizó.

No hay comentarios