En la noche de ayer, en el Edificio MINFAR 1, ubicado en la calle San Pedro, entre Hidalgo y Estancia, dentro del municipio Plaza de la Revolución, miembros del CDR 13, perteneciente a la circunscripción 71, debatieron el Proyecto de Constitución de la República.

Marco Tulio Vega propuso que en el párrafo 17 del preámbulo, se hiciera alusión a los combatientes del llano y las ciudades, hombres y mujeres valerosos que dieron la vida en la clandestinidad. “La historia no es únicamente una cosa de nosotros los que vivimos ahora, es también algo para que perdure”, añadió.

Párrafo 17 dice: “a llevar adelante la Revolución triunfadora del Moncada y del Granma, de la Sierra y de Girón que, sustentada en la más estrecha unidad de todas las fuerzas revolucionarias y del pueblo, conquistó la plena independencia nacional, estableció el poder revolucionario, realizó las transformaciones democráticas e inició la construcción del socialismo”;

Por otro lado, Tirso Lescay habló sobre la necesidad de modificar el nombre de la República de Cuba y que se le añadiera el término “Socialista”.

Párrafo 31: “ARTÍCULO 2. El nombre del Estado cubano es República de Cuba, el idioma oficial es el español y su capital es La Habana”.

Hubo una buena preparación por parte de los ciudadanos antes del debate. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Que quede plasmado en el texto de la Constitución el concepto de Revolución de Fidel fue una de las peticiones de Omar Díaz, quien explicó que este debería estar presente en el documento para el estudio de las futuras generaciones.

José Lores propuso que se eliminara la palabra “masivamente”, puesto que “existen muchos compañeros que, dignamente, cumplieron misiones y no todos, necesariamente, de forma masiva”.

Párrafo 12: “por los que masivamente cumplieron heroicas misiones internacionalistas”.

Más adelante, Omar Díaz insistió en que, con respecto al artículo 7, se agregue la importancia de tener una cultura de conocimiento acerca de la Constitución, un elemento imprescindible para hacerla cumplir.

ARTÍCULO 7. La Constitución es la norma suprema del Estado. Todos están obligados a cumplirla. Las disposiciones y actos de los órganos del Estado, sus directivos, funcionarios y empleados, se ajustan a lo que esta prescribe

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Con relación al artículo 9, el mismo ciudadano, reclamó que en el texto se explicara qué método se va a utilizar para que el pueblo controle cómo cumplen sus funciones los órganos del Estado.

ARTÍCULO 9. Los órganos del Estado, sus directivos, funcionarios y empleados, están obligados a respetar y atender al pueblo, mantener estrechos vínculos con este y someterse a su control, en las formas establecidas en la Constitución y las leyes.

En el párrafo 84, correspondiente al artículo 18, Díaz propone que se aclaren cuáles son las entidades supranacionales.

ARTÍCULO 18. La República de Cuba, en su propósito de promover la integración latinoamericana y caribeña, puede, mediante tratados, atribuir a entidades supranacionales el ejercicio de las facultades requeridas para ello.

Nora Acosta no estuvo de acuerdo con lo planteado en el artículo 68. Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

José Meneses, por su parte, propuso acortar el preámbulo, que este no sea un tratado de historia, lo cual no implicaría renunciar a ningún principio revolucionario.

Pidió, además que en el artículo 5 se sustituya la palabra “dirigente” por “política”.

Proyecto de Constitución: ARTICULO 5.-El Partido Comunista de Cuba, único, martiano, fidelista y marxista-leninista, vanguardia organizada de la nación cubana, sustentado en su carácter democrático y la permanente vinculación con el pueblo, es la fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.

Meneses solicitó también que se eliminasen los artículos 7, 8 y 9, los cuales consideró innecesarios, debido a que “todos sabemos que la Constitución es la norma suprema del estado; que todos los órganos del Estado, etc, tienen la obligación de hacer cumplir la legalidad socialista; que estos mismos están obligados a respetar y atender al pueblo”. Propuso, además, eliminar todos los adverbios de la Constitución, a los cuales consideró “énfasis innecesarios”.

Otra cederista comentó que, según su opinión, el párrafo 105 no era correcto porque las empresas funcionan bajo las planificaciones estatales. “Es absurdo que en el 105 diga que el estado no responde por las obligaciones con las empresas”.

Párrafo 105: “El Estado no responde de las obligaciones contraídas por las empresas y estas tampoco responden de las de aquel”

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Con respecto a la acumulación de la riqueza, varias personas se refirieron a que este fenómeno crea un tipo de actividad en contra de los principios en los cuales se ha sustentado el país. José Meneses, por otro lado, propuso que se cambiara la redacción a una manera más positiva que prohibitiva que refiera que el Estado regula la concentración de la propiedad y la riqueza.

El artículo 68 generó varias intervenciones. Nora Acosta comentó que “Cuba es un país donde no existen las condiciones éticas y sociales para que el matrimonio entre dos personas del mismo sexo aparezca en la Constitución. Veo bien que se trabaje en base a eso y que no haya discriminación desde el punto de vista social, pero no garantizar en una Constitución que se autorice esa forma de matrimonio. Formar una familia conlleva una responsabilidad”, sentenció.

Roberto Alfonso dijo que “el matrimonio no se creó ayer y siempre fue entre un hombre y una mujer, esto creó principio éticos y morales y, por ello, no debe mezclarse con otro tipo de matrimonio”.

Po otro lado, el jurista Yoel Ramos opinó que “no se debe censurar, juzgar, privar, sancionar una ley que regule cosas que no estén en la ley suprema. No podemos seguir excluyendo a cualquier tipo de persona por su filiación, por su predilección sexual. El código de familia debe ajustarse posteriormente a esa dinámica en que vivimos desde hace muchos años”.

Otros temas como la política educacional, científica y cultural; la estructura del Estado y la organización territorial, fueron abordados por los participantes.

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Foto: Cinthya García Casañas/ Cubadebate.

Compartir
Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba.

No hay comentarios