Treinta y seis años después de que encabezara la lista oficial de ventas en Estados Unidos como solista con el disco Tug of war, en 1982, Paul McCartney volvió este domingo a la cima del mercado discográfico en ese país con Egypt Station, un álbum de 16 pistas en que mezcla su clásico sonido de The Beatles con matices rockeros más jóvenes.

En la semana posterior a su lanzamiento, el pasado 7 de septiembre, Egypt Station vendió el equivalente a 153 mil copias en Estados Unidos (tanto en compras tradicionales como en streaming), según informó la revista Billboard. En cambio, en Gran Bretaña debutó en el número tres en una lista que lidera Kamikaze, del rapero Eminem.

Un dato curioso es que aun en esta época donde prevalece lo digital, Egypt Station tuvo más ventas en soporte tradicional, unas 147 mil, que en streaming, alrededor de seis mil.

A sus 76 años, McCartney tiene un cargado calendario de giras y ha hecho una intensa promoción de su último disco en programas nocturnos en EE.UU, además de ofrecer un concierto gratuito en la icónica Grand Central Station de Nueva York.

Desde Tug of War, McCartney ha alcanzado el número uno cuatro veces en Estados Unidos con las antologías de The Beatles, pero no lo había logrado otra vez como solista.

En total, ha logrado 19 números uno en Estados Unidos con The Beatles y ocho en solitario o con The Wings.

(Con información de agencias)

FuenteCubadebate
Compartir
Medio de información alternativa que alerta sobre campañas de difamación contra Cuba.

No hay comentarios