Esteban Lazo en Sancti Spíritus. / Agosto 2018. (Foto: Escambray)
Esteban Lazo en Sancti Spíritus. / Agosto 2018. (Foto: Escambray)

Así consideró el dirigente parlamentario cubano durante un encuentro en esta capital con su homóloga sudafricana, Baleka Mbete, quien encabeza una delegación que visita el país caribeño desde el pasado sábado.

Según Lazo, seis meses después de concluidas por completo las discusiones relacionadas con la nueva Constitución de la República, se deberá comenzar la mencionada labor legislativa.

Entre otros argumentos, planteó que el parlamento cubano debe ser más pequeño. “A nosotros nos parece muy grande”, opinó, y agregó que la asamblea actualmente no puede sesionar en su propia sede (el Capitolio Nacional) debido a la gran cantidad de diputados.

Además, Lazo se refirió al debate del proyecto de nueva Constitución por todo el pueblo cubano, en cada barrio, centro laboral y de estudios.

Se trata de un texto muy completo y las opiniones de los ciudadanos abarcan todos los temas, desde la función del Partido Comunista de Cuba y la organización del Estado, hasta los derechos individuales, consideró.

Una vez concluidos los debates, planificados hasta el 15 de noviembre venidero, el documento regresará a la Asamblea Nacional, cuyos diputados tomarán en cuenta las propuestas de la población para elaborar la versión que será sometida a referendo.

Este último momento, en el cual los cubanos se pronunciarán definitivamente sobre la carta magna, se prevé para finales de febrero de 2019, según dijo Esteban Lazo.

No hay comentarios

Dejar respuesta