En la provincia espirituana las autoridades sanitarias continúan ejecutando todas las medidas para evitar la proliferación del mosquito Aedes Aegipty, transmisor de dengue, zika, chikungunya y fiebre amarilla.
Pero toda acción resultaría infértil si antes no se comprende que el principal recurso es la prevención. Por eso en el territorio se realizan, bajo la guía y consejo de las unidades de higiene y epidemiología, debates y encuentros donde vecinos y especialistas coinciden en la total necesidad de tomar conciencia sobre el peligro constante que representa la proliferación del vector.

Al respecto comentó a la página web de Centrovisión Esther Cepero, epidemióloga jefa del Departamento de Promoción y Educación por la Salud de la Unidad municipal de Higiene de Sancti Spíritus:
“La población necesita seguir ejecutando las acciones necesarias para evitar la proliferación del mosquito, que básicamente se resumen en no dejar recipientes o posibles sitios de almacenamiento de agua estacionada por varios días seguidos, que es el líquido que la hembra del insecto usa para colocar sus huevos. Y por supuesto, colaborar con la campaña de prevención de los operarios y de fumigación”

Sobre el asunto relativo a cómo la familia cubana se involucra en estos importantes procesos de las autoridades sanitarias del país, se necesita seguir fomentando la conciencia de involucrarse de manera más comprometida con esta campaña, ya que “en muchas ocasiones existen personas indisciplinadas que terminan por decir al operario que acuda más tarde y otras familias que sencillamente no abren la puerta a los equipos. Es necesario saber que, por ejemplo, una campaña de fumigación necesita evaluar la mayor cantidad de viviendas posibles, porque casa que no se fumigue es mosquito que puede terminar picando a esa familia y sus vecinos”, aclaró Roderay Lorez, presidenta del Consejo Popular Garaita en la capital provincial, una de las zonas de la ciudad donde se ha efectuado este tipo de debates.

Los encuentros en barrios espirituanos además son el momento oportuno para que la población conozca sobre la importancia y labor en el CDR del dúo focal, asociación entre vecinos que busca la promoción de buenas prácticas en la lucha contra el vector. Además se informa sobre los gastos del sistema de salud cubano en este campo, más de siete millones de dólares al año en productos y medios importados, y también se explica a los vecinos la legislación vigente, medidas y multas aplicables cuando se registran negligencias que impulsan la propagación de enfermedades.

No hay comentarios

Dejar respuesta