Foto: Prensa Latina

La Universidad estadounidense de Michigan repatriará a Bolivia la momia prehispánica de una niña de ocho años y sus artefactos funerarios, extraídos de un chullpar del sur del departamento de La Paz.

Después de 128 años retornarán a la nación sudamericana los restos momificados de la infante que, según los especialistas, pertenece a la cultura inca (1500 d.C.) y se conservó por un proceso de secado natural en una parte árida de las montañas andinas al sur de La Paz.

Tras la muerte, el cuerpo fue colocado en una torre de piedra o chullpa, junto con sandalias de cuero, bolsa de maíz, frutas, frijoles, honda y una calabaza llena de pequeños guijarros.

Los restos fueron presentados al museo de la Universidad de Michigan en 1890 por Fenton McCreery de Flint.

El responsable del Museo Nacional de Arqueología de Bolivia (Munarq), dependencia de la Unidad de Arqueología y Museos del Ministerio de Culturas y Turismo, David Trigo, informó que esta unidad está a cargo de las gestiones para la repatriación de la momia y sus ajuares que poseen un valor patrimonial.

De acuerdo con un comunicado de prensa, ‘la repatriación será posible después de que el doctor William Lovis y la mencionada universidad estadounidense manifestaran su predisposición de repatriar la momia prehispánica y sus artefactos funerarios’.

Las gestiones ya fueron iniciadas a través de la Cancillería boliviana, de acuerdo con la normativa de patrimonio cultural.

Una vez ejecutada la repatriación, la momia y su ajuar funerario quedarán bajo la custodia del Munarq, entidad que cuenta con un repositorio equipado con tecnología adecuada para su preservación.

Compartir
Agencia Latinoamericana de Noticias.

No hay comentarios

Dejar respuesta