El peso mosca de los Domadores, Jorge Griñán, regresará a Cuba con el título de la VIII Serie Mundial de Boxeo pero sin poder ganar en esa competencia.

 

En la final del certamen, realizada en China, el espirituano fue derrotado por  Saken Bibossinov, representante de los Astaná Arlans de Kazajistán.

 

El veredicto de los jueces fue unánime a favor del asiático con puntuaciones de 49-46, 50-45 y 48-47.

 

Antes del combate, parecía que Griñán estaba en condiciones de conseguir el triunfo; sin embargo el cuadrilátero se encargó de borrar los vaticinios.

 

De esa forma el yayabero encajó el cuarto revés en línea en esa competencia, en la que aún no tiene victorias.

 

En los carteles los Domadores dominaron las acciones por 7-3 para llevarse la corona por tercera vez en series mundiales.

 

Los ganadores ahora fueron en 56 kilos Osvel Caballero (3-0) sobre Ilyas Suleimenov, en los 64 Andy Cruz (2-1) ante  Dilmurat Mizhitov y en los pesos completos Erislandy Savón (3-0) contra Nurbol Altayev.

 

En el C-2 salieron airosos Lázaro Álvarez (3-0) vs Zakir Safiullin, Roniel Iglesias (3-0) sobre Aslanbek Shymbergenov, Julio César La Cruz (3-0) ante Bek Nurmaganbet y José Ángel Larduet (3-0) a costa de Kamshybek Kunkabayev.

 

Además de Griñán, los otros derrotados por los Domadores fueron Damián Arce y Osley Iglesias, que cedieron frente a Temirtas Zhussupov y Abilkhan Amankul, en los 49 y 75 kilos, respectivamente.

No hay comentarios

Dejar respuesta