El encuentro del mandatario Miguel Díaz-Canel con empresarios norteamericanos del sector de los viajes fue excelente y muy provechoso, consideró hoy el presidente del Consejo de Negocios Estados Unidos-Cuba, Carlos Gutiérrez.

En declaraciones a Prensa Latina, habló de cómo quedó impresionado por la pasión con la que hablaron los participantes. Vinieron, dijo, representantes de empresas de turismo, algunos que ya están haciendo negocios con la isla y otros que están interesados.

Muchas personas en Estados Unidos desean la normalización de las relaciones entre Washington y La Habana, subrayó.

El encuentro con el presidente cubano y el hecho de que haya dedicado un tiempo para dialogar con nosotros es muy bueno y ayuda mucho, así como el hecho que desde aquí se hable de normalización, recalcó Gutiérrez.

A pesar de las trabas, el turismo sigue adelante y los cruceros se mantienen con licencias para operar, observó, pero el asunto radica en cómo seguir avanzando.

Por eso en la cita en el hotel Marriott Marquis, en Nueva York, se destacó que el sector turístico necesita insumos de otras industrias y eso daría la apertura para llevar a otras empresas, detalló el empresario.

Todo ello requier todavía muchos trámites, pero lo importante es seguir empujando, subrayó.

Gutiérrez también apuntó que, si bien disminuyó el impulso que había cuando se restablecieron las relaciones diplomáticas, los viajes a la isla no están prohibidos totalmente, a pesar de que es un proceso complicado y cada vez requiere más tramite.

El número de viajeros a Cuba provenientes de Estados Unidos creció en los útimos tiempos y las personas ya ven que sí se puede viajar a la isla, y esto es distinto a la percepción divulgada en algunos medios de difusión, consideró.

Desde el lunes, Díaz-Canel desarrolla una amplia agenda bilateral en ONU, y además realiza encuentros con representantes y empresarios estadounidenses, así como con autoridades locales de Nueva York.

Este viernes conversó sobre las oportunidades existentes en la isla con altos directivos de la Cámara de Comercio de Estados Unidos y de la industria de viajes de este país.

Las partes abordaron las potencialidades para aquellas entidades que se dedican a los viajes entre Cuba y Estados Unidos, y se refirieron a la necesidad de que se eliminen las prohibiciones que impiden a los norteamericanos visitar libremente la nación vecina.

Según cifras oficiales, más de 400 mil cubanos residentes en Estados Unidos y más de 600 mil estadounidenses visitaron la isla en 2017, pero al año siguiente, producto de la engañosa alerta de viajes, esa afluencia disminuyó en alrededor de 20 por ciento.

Aún así, los números se mantienen por encima de los 300 mil estadounidenses que llegan a la isla.

Compartir
Noticias de Cuba y el mundo.

No hay comentarios

Dejar respuesta