Hasta la tierra de las Avispas llegan los espirituanos urgidos de al menos ganar dos partidos, con los cuáles revivan las ahora escazas opciones de incluirse entre los lugares del quinto al octavo, los cuales juegan los play off de comodines.

Después de perder en casa la subserie por 1-2 ante Camagüey (14-23), penúltimo del torneo, los de Sancti Spíritus se comprometieron en la tabla de posiciones, en la que aparecen novenos (19-18), a medio juego de Artemisa (19-17) ante el que perdieron el duelo particular por lo que la diferencia real es de 1.5

A falta de seis partidos para que finalicen las acciones los dirigidos por José Raúl Delgado están separados a dos rayitas de Las Tunas (22-17), que los barrió cuando se enfrentaron.

Más asequible de alcanzar parecen ser los santiagueros
(21-16), que les sacan 2.5 de ventaja, pero que en sus predios juegan con 7-8.

Para los Gallos la barrida sería lo ideal; sin embargo es poco probable que esto suceda a partir de lo ocurrido en esta serie, en la que de visitantes tienen 7-10.

De ahí que lo más sensato pudiera resultar un 2-1 que los ayude a recortar diferencias y esperar que hagan los demás contrarios, sobre todo los Cazadores que reciben a Villa Clara (21-15).

En los últimos diez partidos yayaberos y santiagueros tienen
5-5; mientras que los artemiseños 3-7.

Colectivamente los orientales batean para .294 por .283 los Gallos, que frente a los lanzadores camagüeyanos solo anotaron cinco carreras.

En el pitcheo los números benefician a los espirituanos (4.39 por 5.13) y también con el guante (.975 por .965).

En la subserie no deben lanzar por los indómitos sus dos principales cartas de triunfo, el zurdo Ulfrido García (2-1; 2.20) y el derecho Alberto Biset (7-2; 1.31).

No hay comentarios

Dejar respuesta