Foto: Muyinteresante.es

Para encontrar mejores formas de abordar los tumores cancerosos que no responden a las terapias tradicionales, un equipo de científicos del Anderson Cancer Center de la Universidad de Texas en Houston (EE. UU.) está experimentando con una cepa bacteriana modificada que podría apuntar a las células cancerosas sin dañar las sanas. Un ensayo clínico de fase I revela que esta terapia bacteriana muestra efectos prometedores.

Los resultados, hasta ahora, sugieren que la terapia tiene niveles de toxicidad manejable y puede ayudar a reducir algunos tumores de cáncer resistentes, esto es, sería idónea para pacientes con pocas opciones terapéuticas.

La idea de usar bacterias para tratar el cáncer no es nueva, pero hasta hace poco, la implementación de terapias bacterianas no ha sido posible debido a muchos obstáculos. Estos incluyen infecciones y otros efectos secundarios adversos.

En el nuevo ensayo clínico, los investigadores utilizaron las esporas de una cepa bacteriana conocida como Clostridium novyi-NT, que fue modificada a partir de Clostridium novyi específicamente para ser utilizado en la terapia del cáncer.

C. novyi-NT tiene potencial para tratar el cáncer porque prospera en un ambiente hipóxico (pobre en oxígeno), que es precisamente el tipo de ambiente que se encuentra en las lesiones cancerosas. Por lo tanto, puede interactuar con células cancerígenas sin afectar a las sanas.

No hay comentarios

Dejar respuesta